Productores hortofrutícolas de Estados Unidos, México y Canadá alertaron que existe el riesgo de imponer en la mesa de negociación del TLCAN aranceles e impuestos por temporadas a productos como tomate, pimientos y algunos frutos procedente del campo mexicano, lo que provocaría una regresión al proteccionismo y dañaría al consumidor estadounidense.

Empresas de los tres países, entre ellas Coo Red and Sun Farms; Mission Produce; United Fresh Association; Driscoll's y Aneberries, hicieron un llamado a los negociadores a defender y mejorar los beneficios del TLCAN para consumidores y productores, y por tanto rechazar el proteccionismo.

En conferencia de prensa explicaron que los tomateros de Florida -que producen 400,000 toneladas (ni el 13% de lo que consume EU)- se han quedado rezagados en tecnología y ahora piden equilibrio y ventas por temporalidad.

Carlos Vizcondi, representante de Coo Red and Sun Farms (compañía considerada como una de las mejores productoras de Tomate rojo) precisó que el consumo total de tomate fresco en EU fue de 3.1 millones de toneladas, de las cuales el 54% proviene de México y Canadá, siendo nuestro país el mayor proveedor.

"La propuesta de barreras arancelarias por periodos para proteger a un sector desaceleraría el consumo de vegetales que afectaría al consumidor final con precios altos", cuestionó, aunque comentó que esto aún no se pone en la mesa de negociaciones como texto.

AMP