Los legisladores demócratas piden al menos dos cambios en el texto propuesto del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que mantienen trabadas las negociaciones desde la posición del gobierno mexicano.

Los cambios consisten en la forma en que se define una violación laboral para ser objeto de penalización en el nuevo acuerdo comercial y, por otro lado, en que el gobierno de Estados Unidos inspeccione las fábricas de México, una medida que recíprocamente podría hacer cualquiera de los tres países socios.

Según reveló este lunes el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la propuesta estadounidense en materia laboral pretende que “a partir de eventos aislados” se afecte las cadenas de suministro creadas en la región en los últimos 25 años.

En caso de materializarse, advirtió, los perdedores serían los pueblos de México, Estados Unidos y Canadá, la economía de la región y la cooperación entre los tres países.

Los "eventos aislados" plantean la posibilidad de que se pueden levantar paneles de solución de controversias más fácilmente si se violan las disposiciones laborales del T-MEC.

El Capítulo 23 del T-MEC establece que ninguna parte dejará de aplicar efectivamente sus leyes laborales a través de un curso de acción o inacción sostenido o recurrente en una manera que afecte el comercio o la inversión entre las Partes después de la fecha de entrada en vigor de este Tratado.

Asimismo, especifica, un “curso de acción o inacción sostenido o recurrente” es “sostenido” si el curso de acción o inacción es constante o continuo, y es “recurrente” si el curso de acción o inacción ocurre periódicamente o repetidamente y cuando las ocurrencias están relacionadas o son de la misma naturaleza. Un curso de acción o inacción no incluye una instancia o caso aislados.

Añade que un “curso de acción o inacción” es “en una manera que afecte el comercio o la inversión entre las Partes” si el curso involucra:

  • (i) a una persona o una industria que produce una mercancía o suministra un servicio comerciado entre las partes o tiene una inversión en el territorio de la parte que ha incumplido con esta obligación.
  • (ii) a una persona o una industria que produce una mercancía o suministra un servicio que compite en el territorio de una parte con una mercancía o un servicio de otra parte.

También según el T-MEC firmado, cada parte promoverá el cumplimiento de sus leyes laborales a través de medidas gubernamentales adecuadas, tales como: nombrar y capacitar inspectores, y vigilar el cumplimiento e investigar presuntas violaciones, incluso mediante visitas de inspección “in situ” no anunciadas, y dar la debida consideración a las solicitudes para investigar una presunta violación a sus leyes laborales, entre otras medidas.

Pero la propuesta presentada por Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés), a Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, plantea que las inspecciones puedan hacerse por gobiernos extranjeros de la región.

[email protected]