El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo la mañana de este martes que México no aceptó una petición de Estados Unidos para otorgarle la facultad de supervisar el cumplimiento de leyes laborales por parte de empresas mexicanas, en el marco del acuerdo comercial T-MEC.

Su administración propuso, en cambio, la creación de paneles con un miembro de México, uno de Estados Unidos, y un tercero, en caso de que haya una controversia en una empresa cuando haya alguna posible violación al acuerdo comercial, agregó el primer mandatario.

"Están planteando es que pueda haber una especie de supervisión sobre el cumplimiento de la ley. Nosotros no aceptamos eso", dijo el presidente quien agregó que la creación de estos paneles requiere hacer una adenda al T-MEC que debería consultarse el senado mexicano antes de ser ratificado. 

La administración del presidente Donald Trump pusó sobre la mesa de negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) “demandas extremas” en materia laboral, que no son aceptables, afirmó el lunes el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El organismo empresarial no especificó esas demandas, pero durante las negociaciones legisladores de Estados Unidos han propuesto que inspectores de su país verifiquen presencialmente en las fábricas de México el cumplimiento de los compromisos laborales establecidos en el T-MEC.

Este punto ha sido trazado como una línea roja tanto por Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, como por el propio CCE. En ese contexto, México solicitó la mediación de Canadá para llegar a un punto de equilibrio en las demandas de Estados Unidos sobre el ámbito laboral que se establecerían en el T-MEC.

(Con información de Roberto Morales)

erp