Con el objetivo de producir al menos 360,000 toneladas de arroz al 2018, productores industriales y gobierno federal acordaron estrategias que van desde el apoyo en insumos hasta la asistencia técnica y financiamiento, cuyos incentivos iniciales serán por 50 millones de pesos a los productores nacionales para la adquisición de semillas de arroz delgado.

El presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz de México, Pedro Alejandro Díaz Hartz, explicó que se requerirá de por lo menos 150 millones de pesos para la reconversión de cultivos y la sustitución de maquinaria obsoleta y de infraestructura de riego, lo cual permitiría más que duplicar la producción.

Informó que en 2013 la producción de arroz palay fue de 178,000 toneladas, en el 2014 se estima sean 205,000 y la proyección para el 2015 es de 230,000, manteniendo los compromisos las autoridades e industriales, lo que significaría llegar a duplicar la producción en el 2018 .

Informó que el compromiso de los industriales es establecer la agricultura por contrato con cobertura de precios de acuerdo con las condiciones internacionales, y que se compre en primer lugar la producción nacional para después importar para abastecer el mercado nacional, que es de 1.1 millones de toneladas.

[email protected]