En su investigación para determinar si hubo o no una toma de control de Dish por parte de Telmex luego de la alianza comercial que ambas compañías fincaron en el 2008, el IFT debe verificar con pruebas que efectivamente se vulneró a la competencia en el mercado, que Telmex violó su título de concesión al ofrecer indirectamente un servicio de televisión y que la telefónica se benefició de la gratuidad del must carry y must offer a la que Dish tiene derecho con base a la reforma del 2013.

Todo lo anterior para no lastimar a los consumidores de ese sistema de televisión de paga, consideró la agencia de consultoría Mediatelecom Policy & Law.

En un informe, la consultora expuso que Dish fue un factor para que la televisión de paga aumentara su penetración en México, al ofrecer una de las tarifas más económicas en América Latina en cuanto a paquetes de televisión satelital; por tanto, calificó a la andanza de Dish en el mercado como una estrategia comercial que ha tenido un tinte social al competir con este servicio el segmento de los hogares de menores recursos.

NOTICIA: UnoTV o must carry, ¿qué debe investigar el IFT a Telmex?

La incursión de Dish además de presentar una nueva oferta de mercado, generó competencia en el negocio de la televisión restringida, luego que Grupo Televisa lanzó al mercado su propuesta VeTV para un segmento de escasos recursos y potenció el crecimiento de Sky como marca insignia en TV satelital.

La irrupción de Dish al mercado de la televisión de paga en México significó la entrada de un competidor que con tarifas bajas atendió a hogares de menos ingresos. Por primera vez, muchos hogares de bajos recursos tuvieron acceso a la TV de paga gracias al ingreso de Dish y al acuerdo de facturación y cobranza con Telmex. La cobertura y la penetración al servicio crecieron , dijo Meditaelecom Policy & Law.

Al mismo tiempo, Sky de Televisa se vio favorecida por el ingreso de Dish porque nunca ha dejado de crecer en el número de suscriptores a su servicio ni la entrada de Dish le restó clientes, lo cual demuestra que Dish atendió un mercado olvidado: el de los usuarios de bajos ingresos , aseguró la consultora.

Sobre Dish y Teléfonos de México pesa una investigación del Instituto Federal de Telecomunicaciones para determinar si Telmex vulneró su título de concesión al supuestamente tomar el control de Dish vía su filial Teninver, como el regulador informó en enero pasado.

También, si Telmex, como agente económico preponderante, se benefició de la gratuidad de la retransmisión de señales de televisión abierta en el sistema de paga de Dish sin realizar un pago de derechos a las televisoras donde se originan esas señales y además, si el portal de Internet UnoTV supone un servicio de televisión o sólo una plataforma que transmite contenidos audiovisuales.

NOTICIA: Multa de IFT a Telmex-Dish va más allá de la concentración

De encontrar los argumentos y pruebas, el regulador se vería obligado a fincar una serie de sanciones a Telmex, que inclusive podrían derivar en la revocación de su título de concesión y también afectar a Dish, según lo establece la reforma al sector de las telecomunicaciones.

Analistas del sector han sugerido que, de demostrarse el aprovechamiento ilícito del beneficio del must carry y must offer, Telmex debería pagar una contraprestación a los generadores de las señales de televisión abierta, a Televisa y Televisión Azteca, principalmente.

Pero de llegar a esta conclusión, el IFT debe asegurar que las sanciones sean acordes a las posibles vulneraciones a la competencia, dado que se podría afectar al consumidor de una y otra empresa; para el caso de Dish, a más de dos millones de clientes y a una marca que rompió el monopolio de la televisión de paga que comenzaba a gestarse con la salida del mercado de DirecTV, pero que ahora algunos advierten su vuelta a México de la mano de AT&T.

NOTICIA: Disputa AMX-IFT en torno a Dish y UNO TV apenas empieza

La irrupción de Dish logró reducciones de precios de 60 por ciento en promedio. En menos de dos años alcanzó su primer millón de clientes y una participación en el mercado de televisión satelital de 31 por ciento. Un total de 65% de los suscriptores de Dish nunca había tenido acceso al servicio de televisión de paga , informó Mediatelecom.

Y añadió: Sky, en cambio, tardó 13 años en alcanzar dos millones de suscriptores y actualmente posee 71% del mercado. Sin embargo, desde que entró Dish al mercado Sky añadió más de 4 millones de clientes. En cuatro años, de 2009 a 2013, Sky triplicó su base de usuarios, al pasar de casi dos millones de suscriptores a más de 6 millones de clientes. En promedio, creció un millón de suscriptores al año. La competencia benefició a Televisa porque despegó el sistema Sky y obligó a la empresa a crear paquetes de bajo costo a través de VeTV .

NOTICIA: AMX defenderá a Telmex de supuesta concentración con Dish

Según Mediatelecom, con la entrada de Dish al mercado, el servicio de DTH o televisión satelital en México aumentó su crecimiento en 51.8% en el año 2009, en 83.8% en 2010 y se redujo a 44% en 2011.

Pero la penetración de este servicio se ha mantenido hacia adelante: de 28% en 2008, al 40% en 2011.

Debido a la política de precios bajos de Dish, la TV de paga dejó de ser un servicio de lujo y comenzó a penetrar entre los sectores de bajos ingresos de México, rompiendo el modelo de negocios tradicional basado en los sectores de más altos ingresos de zonas residenciales , explicó Mediatelecom. Por tanto, insistió la consultora, en su investigación el IFT deberá salvaguardar los derechos de los usuarios.