El director ejecutivo de Rio Tinto, el francés Jean-Sébastien Jacques, y otros dos directivos dimitieron este viernes, meses después de que el gigante minero angloaustraliano destruyera un antiguo sitio aborigen en Australia.

Después de una investigación, el presidente de Rio Tinto Simon Thompson anunció la dimisión de Jacques, del jefe de la división "Mineral de hierro" Chris Salisbury y de la jefa de comunicación Simone Niven.

El 24 de mayo el grupo voló con dinamita la cueva de Juukan Gorge en Australia Occidental, uno de los asentamientos más antiguos del país. Lo hizo para ampliar una mina de mineral de hierro.

rrg