Danone cumple 20 años de ser un intermediario con el programa de ayuda para niños con cáncer, que nació en 1996 a iniciativa del CEO que se encontraba al frente de la empresa en ese entonces, quien declaraba que la RSE de las empresas que él dirigía no podía quedarse sólo en las plantas de la misma, sino que tenía que ir más allá.

Fue así que el director ejecutivo invitó a cada uno de los involucrados en la firma a regirse bajo un principio corporativo que llamó doble proyecto, el cual permite mantener unidos los objetivos sociales y los económicos, así, cada vez que se hace algo en un país donde tenía presencia Danone se debía hacer algo social para en un futuro tener un esquema ganar-ganar como una forma de devolverle a la sociedad lo que hace por la compañía.

Arminta Ocampo, gerente de Relaciones Públicas y Responsabilidad Social en Grupo Danone México, comenta que hace 20 años fue algo complicado involucrar al consumidor en el programa social, pues no existía tanta difusión como la hay actualmente, pero comenzaron el camino y emprendieron el objetivo, en la compra de cada producto Danone durante un periodo determinado se destinaría un porcentaje de las ventas del producto a una asociación, fundación u organización que la necesitara, siendo la mecánica que ha permanecido hasta la actualidad y ha tenido grandes logros.

En los 20 años de existencia del programa se han aportado 153 millones 287,697 pesos en ayuda social a niños con cáncer gracias a los consumidores, se han brindado más de 1,600 tratamientos contra el cáncer y actualmente son más de 670 niños de escasos recursos los que han sido curados y aún tenemos en proceso 321 niños más , indicó Arminta Ocampo.

Los niños que son apoyados por Danone van de los cero hasta los 21 años, pues las asociaciones así lo estipulan, incluso, Casa de la Amistad, por ejemplo, cuenta con el programa en el que si un niño fue atendido por ellos y ya en su etapa adulta recae, se le apoya nuevamente con tratamiento.