México es el segundo mayor productor de Latinoamérica en recubrimientos, después de Brasil, y en el 2012 reportó un valor de mercado de 32,000 millones de pesos aproximadamente, al tener una producción de 720 millones de litros.

Asimismo, con datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Pinturas y Tintas, el consumo per cápita fue de 5.6 litros.

En tanto, de acuerdo con los datos del primer perfil sociodemográfico del pintor que se dan a conocer, en el país hay aproximadamente 190,000 trabajadores de este oficio, de los cuales 98% son varones y 2% mujeres; que su edad en promedio oscila entre los 41 y 42 años; cuentan con un aproximado de ocho años de escolaridad equivalentes al segundo grado de secundaria y laboran 41 horas a la semana con un salario de 35 pesos por cada 60 minutos trabajados.

Gilberto Alcaraz, subdirector de Comex, destacó que este estudio representa una oportunidad para seguir impulsando el oficio de los pintores, a través de diversas iniciativas encaminadas a su profesionalización.

Ante este panorama sobre los pintores, Gilberto Alcaraz detalló que la empresa desarrolla programas como el de Mantenimiento Arquitectónico ; 400 cursos gratuitos de capacitación al año con temas como vinílicas, esmaltes y efectos, así como certificaciones con validez oficial por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Aplicación de Pinturas Decorativas en Edificaciones otorgadas por la Academia del Pintor Comex, que en conjunto benefician y profesionalizan a este sector económico mexicano, lo que garantiza su trabajo y les proporciona mayores ingresos.

Agregó que en México, Comex es la única empresa que capacita y certifica ante la SEP a los pintores mexicanos por oficio. El pasado 1 de mayo Comex celebró como ya es tradición desde hace más de 30 años el Día del Pintor con 74 eventos simultáneos a lo largo y ancho del territorio nacional.

pmartinez@eleconomista.com.mx