El desempleo registró una disminución en el mes de enero, al ubicarse a en país en una tasa de 4.2% de la Población Económicamente Activa (PEA), proporción menor a la registrada en el mismo mes del 2015, cuando se ubicó en 4.5%, y con ello se alcanza la tasa más baja desde la crisis del 2009, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A pesar de la tendencia favorable del desempleo, las tasas complementarias muestran deterioro en la calidad de puestos de trabajo, como lo demuestran los aumentos en las tasas de ocupación parcial y desocupación, de subocupación, de condiciones críticas y de informalidad laboral , comentó Arturo Vieyra, analista de Banamex.

El Inegi detalló así que la tasa de subocupación creció a 8.4% en el primer mes del 2016, comparada con el mismo periodo del 2015 que reportó una tasa de 8.2 por ciento.

Así, la población subocupada, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, significó 8.4% de la población ocupada según series desestacionalizadas, proporción mayor que la reportada en diciembre pasado (8.3%) .

Maria Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, dijo que las condiciones del empleo no prevén modificaciones importantes, pues la economía continuará el rumbo del lento crecimiento durante el 2016.

En el desempleo por sexo, en los hombres la tasa bajó de 4.4% en diciembre pasado a 4.1% en enero del 2016; en las mujeres, de 4.5 a 4.4% en el mismo lapso.

En cuanto a la tasa de informalidad laboral, el INEGI detalló que se ubicó en 58.1% de la población ocupada en enero pasado, cifra que representó un alza de 0.4 puntos porcentuales frente a la del mes precedente, con datos desestacionalizados.

[email protected]