La aerolínea estadounidense Delta Air Lines Inc dijo que formará una alianza estratégica con Virgin Atlantic, a través de la cual invertirá 360 millones de dólares para adquirir una participación del 4% en la empresa británica.

Delta informó que la nueva sociedad incluirá una red expandida de vuelos transatlánticos y que Virgin Atlantic Airways mantendrá su marca y su certificado operativo.

Virgin y Delta dijeron el martes que la sociedad les permitiría compartir costos e ingresos correspondientes a rutas entre Gran Bretaña y América del Norte.

Las dos compañías planean cooperar en servicios entre Nueva York y Londres, con un total de nueve vuelos diarios desde el aeropuerto londinense de Heathrow a los terminales aéreos internacionales John F. Kennedy y Newark.

"Nuestra sociedad con Virgin Atlantic reforzará a ambas aerolíneas y producirá un competidor más efectivo entre Norteamérica y el Reino Unido, particularmente en la ruta Nueva York-Londres, la ruta mayor entre Estados Unidos y Europa", dijo el presidente ejecutivo de Delta, Richard Anderson.

La transacción será analizada por el Departamento de Justicia estadounidense y el ente regulador de la competencia de la Unión Europea.

Delta especificó que adquirirá el 49% de Virgin Atlantic que actualmente pertenece a Singapore Airlines .

El acuerdo permitirá a Delta expandirse en el aeropuerto Heathrow, un centro lucrativo de pasajeros corporativos donde los espacios de aterrizaje son generalmente difíciles de conseguir. Virgin es la segunda aerolínea más importante en Heathrow, detrás de British Airways, de IAG.

Heathrow, el aeropuerto con más tráfico de Europa, está operando cerca del tope de su capacidad después de que la coalición de Gobierno británica bloqueó su expansión en el 2010.

El empresario británico Richard Branson dijo que retendría su participación del 51% en Virgin Atlantic y también la marca de la línea aérea que él mismo fundó en 1984.

"La sociedad permite a ambas aerolíneas ofrecer una red más expandida en Heathrow y superar las restricciones de espacio, que han limitado el crecimiento y la capacidad competitiva de ambas aerolíneas", remarcó Branson.

Las dos empresas operarán un total de 31 vuelos ida y vuelta entre el Reino Unido y Norteamérica en días de mayor tránsito, 23 de los cuales serán en Heathrow.

MFH