El Senado de la República entregará la medalla Belisario Domínguez al presidente de Grupo Bal, Alberto Baillères González, decisión que causó opiniones encontradas, pues algunos legisladores consideraron que es un empresario socialmente responsable y ha generado más de 52,000 empleos de calidad, mientras que otros afirmaron que la decisión es una vergüenza y no hay condiciones políticas para que el máximo galardón que otorga el Senado se le dé a un magnate.

Alberto Baillères, también presidente del patronato del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), es economista y su riqueza se calcula en 10,400 millones de dólares. El Grupo Bal tiene entre sus empresas subsidiarias a Peñoles, Palacio de Hierro, GNP, Profuturo y Petrobal.

Es el segundo empresario que gana la medalla; primero fue Gilberto Borja Navarrete, quien fue condecorado en el 2005.

Con 68 votos en favor y 13 en contra, el Senado avaló que fuera Baillères el galardonado de este año, lo que dividió opiniones.

El PRI y el PAN defendieron en tribuna al empresario por ser un hombre emprendedor, filántropo y promotor de la educación.

Es un mexicano ejemplar que ha promovido con éxito, a través del emprendedurismo, la empresa y la filantropía, la actividad económica, la generación de empleos, la salud, la educación y la cultura , dijo el priísta Roberto Albores, presidente de la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, visión apoyada por el PAN y el PVEM.

Del PRD, Zoé Robledo y Luz María Beristáin votaron a favor, pero 11 perredistas lo hicieron en contra, al igual que los tres legisladores presentes del PT.

Me pregunto, ¿cuál es su bien a la humanidad? Ay, pues ser totalmente Palacio , ironizó Layda Sansores. Será el 12 de noviembre cuando el Senado galardone al presidente de Grupo Bal en una ceremonia en la vieja casona de Xicoténcatl.

[email protected]