La Comisión de Receso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió la controversia constitucional que presentó el Senado de la República en contra del acuerdo sobre portabilidad numérica del IFT y aunque la Cámara Alta solicita tramite prioritario al recurso por afectación al usuario y los posibles sobreprecios en el mercado de telefonía, será después del 2 de enero cuando el máximo tribunal defina los tiempos de contestación.

Así lo notificó la Corte al Senado, luego del que el presidente de la Cámara, Miguel Barbosa, presentara una acción de inconstitucionalidad en contra del acuerdo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que posterga las nuevas reglas de portabilidad numérica que debieron entrar en vigor el 6 de noviembre y el cual exige nuevos trámites al usuario para que se le haga valer este derecho.

La Comisión de Receso informó al Legislativo que al iniciar el primer periodo de sesiones del 2015 de la Corte, el 2 de enero, se remitirán las constancias al ministro presidente del alto tribunal para que provea lo relativo al turno del asunto que aceptó y a la solicitud de tramitación prioritaria de la controversia.

Sin embargo, determina que por la naturaleza e importancia de este procedimiento constitucional, con apoyo en el artículo 282 del Código Federal de Procedimientos Civiles, se habilitan los días que se requieran para llevar a cabo las notificaciones de este acuerdo .

Esto luego de que el 17 de diciembre, el Senado, a través de Barbosa Huerta, argumentó que es imperante que el tema se resuelva prioritariamente, toda vez que habiéndose reconocido la existencia de agentes preponderantes de parte del propio IFT, se deduce la existencia de un problema continuado de concentración económica que podría estar ya produciendo sobreprecios en el mercado de las telecomunicaciones, esenciales para el país y de las que dependen más de un centenar de millones de usuarios .

Expone que el IFT se extralimitó en sus facultades y que pese a ser un órgano autónomo se rige por los principios de la Constitución y la Ley Federal de Telecomunicaciones. Cabe destacar que aunque las nuevas reglas de portabilidad debieron entrar el 6 de noviembre por mandato constitucional, el IFT dio un plazo extra de tres meses para aplicar las reglas que incluyen que los usuarios puedan solicitar su cambio de compañía telefónica y conservar su número, a fin de que en 24 horas las empresas se encargaran de los trámites de forma gratuita.

tania.rosas@eleconomista.mx