El gobierno federal puso en marcha medidas en materia aduanera, financiera y de política industrial para blindar a la cadena fibra textil y vestido contra las importaciones desleales de procedencia asiática, así como potenciar su desarrollo industrial; programa al cual se le destinarán cerca de 1,000 millones de pesos para los próximos dos años.

Entre las medidas destacan seis en materia aduanera, que se pondrán en marcha a lo largo de este mes y el 1° de enero del 2015, acotó Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tras anunciar un padrón sectorial para los importadores, a fin de supervisar que se pague al fisco y que no ingrese mercancía ilegal.

El funcionario recordó que la afectación al fisco realizada por contrabandistas de textiles oscila en alrededor de los 1,500 millones de pesos anuales y enfatizó que el comercio ilegal daña además al aparato productivo nacional y a la generación de empleos.

Ante representantes empresariales de los sectores beneficiados, el secretario de Hacienda estableció: Nadie podrá importar textiles o prendas si no se encuentra inscrita a este padrón , lo que fungirá de control aduanero.

La segunda medida consiste en que, como sucede ya en los sectores del calzado y el acero, los importadores de textiles presenten el aviso automático anticipado -de por lo menos cinco días de antelación- para importaciones, que deberá acompañarse de las facturas de compra, la identificación de los proveedores, los documentos que amparen el flete y el seguro de la mercancía, dijo.

Instruyó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a establecer un programa de fiscalización continua de los importadores que cuenten con antecedentes de prácticas desleales (compras internacionales a precios subvaluados).

Como cuarto punto, Luis Videgaray se comprometió con los empresarios a que habrá un programa piloto de desdoblamiento de fracciones arancelarias a 10 dígitos. El objetivo de esta medida será que la descripción de la mercancía sea más específica y detallada , abundó.

Otra medida será el congelamiento hasta el 2018 de la reducción arancelaria para 80 fracciones de productos confeccionados con los países con los que México no tenga un acuerdo de libre comercio, con lo que se mantendrá un arancel promedio de 25%, dijo.

Finalmente, a partir del primero de enero del 2015, habrá precios estimados de garantía en la importación de materia prima y prendas confeccionadas, los cuales fueron desarrollados por la SHCP con la experiencia de la industria.

Los importadores que quieren introducir mercancías por debajo de su precio real, quedarán obligados a garantizar las contribuciones causadas por la diferencia entre los precios declarados y el valor estimado , reiteró el secretario.

Abrirán la chequera

Con un fondo por 450 millones de pesos, la Secretaría de Hacienda informó que Nacional Financiera (Nafin) participará en la modernización de maquinaria y equipo y la innovación y desarrollo de nuevos productos, enfocados a las pequeñas y medianas empresas de estos sectores.

En tanto, Bancomext será el responsable de reforzar el esquema de financiamiento para la internacionalización de las empresas del sector.

Ejes del programa:

  1. Empadronamiento de los importadores de productos textiles y ropa para vigilar su actividad comercial y cumplimiento con el fisco. Nadie que esté fuera del padrón podrá importar.
  2. La importación requerirá de un aviso a la autoridad con por lo menos cinco días de antelación, el cual deberá acompañarse de las facturas de compra, identificación de proveedores, pago de fletes y el seguro de mercancía.
  3. El SAT fiscalizará continuamente a aquellos importadores de los que se tengan antecedentes de compras externas a precios subvaluados.
  4. Se generarán fracciones arancelarias de 10 dígitos con el propósito de describir con más detalle los productos textiles y de vestido que se comercien y así mantener más control sobre la mercancía importada.
  5. Se congela hasta el 2018 el proceso de desgravación arancelaria para 80 fracciones de productos confeccionados con los países con los que México no tiene tratado de libre comercio.
  6. A partir del 1 de enero del 2015 se instaurará un catálogo de precios estimados de referencia para que los productos importados cuyo valor se declare por debajo de los mismos paguen contribuciones adicionales sobre la diferencia.

[email protected]