Al cumplir la mitad del sexenio gobernado por Andrés Manuel López Obrador -el primero de diciembre-, México se enfrenta a un crecimiento económico inequitativo, un ambiente de polarización y un clima de incertidumbre entre los inversionistas, afirmó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Hay que reconocer que el actual gobierno, que llega a la mitad del sexenio este 1 de diciembre, ha procurado mantener la estabilidad financiera y los márgenes de endeudamiento han sido racionales. El costo de la rigidez y ortodoxia económica, así como de la falta de apoyos a personas y micro empresas ha sido alto: 5.5 millones de mexicanos que integraban la clase media, hoy están en la pobreza”, alertó.

José Medina Mora, presidente de la Coparmex se pronunció por reconstruir “la unidad nacional” para superar los desafíos económicos, políticos y sociales del país.

“La economía y la política deben estar armónicamente relacionadas; por desgracia, lo que hoy tenemos son tensiones y una sociedad polarizada”, reprochó el dirigente de los patrones del país.

Ejemplificó: "Si en un hogar los hijos están peleados entre ellos, y se rompe la comunicación con y entre los padres, esa familia difícilmente saldrá adelante".

Por tanto, el sector empresarial alzó la mano para que se conciba a la empresa y al emprendimiento como vehículo de cambio, un motor, una comunidad de personas que generan valor para todos.

En su documento semanal la Señal Coparmex, el dirigente empresarial se pronunció por la libertad de emprender, de invertir, de competir y de intercambiar bienes y servicios dentro de un marco legal y ético.

Aplaudió que a lo largo de los tres primeros años de gobierno se ha procurado mantener la estabilidad financiera y los márgenes de endeudamiento, no obstante, el crecimiento no ha sido plenamente justo, equitativo ni parejo.

De los 128 millones de habitantes que tiene el país, 55 millones aún viven en pobreza. Mientras el PIB de Nuevo León se compara al de países completos como Hungría, Uruguay o Polonia, seguimos teniendo municipios como algunos en Guerrero donde el Índice de Desarrollo Humano es similar al de un país africano como Guinea.

Por ello, la Coparmex puso en la mesa de discusión un nuevo modelo de desarrollo inclusivo, el cual pretende conciliar el crecimiento económico sostenible (que dé respuesta a las nuevas generaciones), con un Estado democrático y de derecho que propicie el desarrollo parejo.

“Esta propuesta es un punto de partida para establecer acuerdos básicos que le den viabilidad y futuro a México. Estamos trabajando para que en 2022 el modelo se fortalezca; vamos a analizar cada una de estas 20 premisas y vamos a traducirlas en acciones”, apuntó.

kg