El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los directivos de la compañía Constellation Brands aceptaron llegar a un acuerdo con el gobierno federal tras la cancelación de la construcción de una planta cervecera en Mexicali, Baja California.

“Fue buena la reunión, había dos posibilidades; una era ir a tribunales; la otra, la vía de la conciliación y ellos aceptaron la vía de la conciliación, el acuerdo, y eso es algo positivo. Les informamos que era una decisión tomada por los ciudadanos, que no se podría operar la cervecera y se respeta la voluntad de las personas”, anunció en conferencia matutina en Palacio Nacional.

El mandatario federal indicó que se acordó con los empresarios establecer alternativas y otras opciones, pero aún se van a analizar; sin embargo, dijo que se quedó “muy satisfecho” por la actitud de los directivos de la compañía

En la consulta ciudadana, realizada del 21 al 23 de marzo, participaron 36,781 personas, de las cuales 27,973 (76.1%) votaron en contra y 8,547 (23.2%) lo hicieron a favor. El porcentaje de participación en relación con el padrón electoral posible fue de apenas 5 por ciento.

Por lo anterior, se informó que, como consecuencia, la Conagua ya no daría los permisos correspondientes que estaban pendientes para la operación de la planta y de inmediato el gobierno federal se pondría en contacto con la empresa para buscar opciones para subsanar los daños.

Tras la decisión, el presidente Andrés Manuel López Obrador, informó en aquella ocasión, que su gobierno no estaba en contra de la inversión extrajera, por lo que buscaría otorgar mayores facilidades a Constellation Brands, en caso de aceptar poner su planta en regiones donde haya agua. “Claro que nos importa la inversión, no estamos en contra de la inversión extranjera, mucho menos vamos a estar en contra de la creación de empleos, pero también tenemos que tomar en cuenta la opinión de la gente y tenemos que cuidar nuestros recursos naturales”, aseveró.

Constellation Brands planeaba instalar en Mexicali la que sería su tercera planta cervecera en México. Las otras dos están ubicadas en Ciudad Obregón, Sonora y Nava, Coahuila, respectivamente.

Ambas fueron adquiridas al consorcio belga-brasileño AB InBev, que en el 2013 concretó la compra de Grupo Modelo y como parte del acuerdo vendió a Constellation Brands los derechos a perpetuidad para distribuir y comercializar en Estados Unidos las marcas de la otrora cervecera mexicana.

[email protected]