El Consejo de Administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aprobó finalmente la creación de nueve empresas productivas subsidiarias, además de la constitución de la filial CFE Intermediación que administrará los contratos legados de productores independientes de energía que operan para la estatal eléctrica.

Las empresas productivas subsidiarias en que se divide la estatal finalmente serán seis firmas que competirán entre sí por la generación de energía, además de CFE Distribución, la subsidiaria CFE Suministrador de Servicios Básicos y CFE Transmisión.

En un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, la estatal detalló que, conforme a lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, las primeras subsidiarias CFE Generación I, II, III, IV y VI tendrán la labor de generar energía eléctrica mediante cualquier tecnología en territorio nacional, así como realizar las actividades de comercialización, que significa vender la producción pero sin realizar actividades de suministro, que es un paso intermedio y consiste en armar paquetes de clientes y determinar tensiones y tarifas. También podrán representar total o parcialmente a las centrales eléctricas en el mercado eléctrico mayorista.

La subsidiaria CFE Generación V será productora de la energía que le venden los terceros a la estatal, y que asciende a poco más de 40% del total anual nacional en contratos de producción independiente que ahora se denominan de producción legada, y comercializará la misma. También representará a estas centrales en el mercado mayorista y fungirá como comercializador.

Cabe destacar que para la administración de estos contratos se constituyó el 29 de marzo la sociedad CFE Intermediación de Contratos Legados, que fungirá como una especie de oficina dentro de la dirección general de la empresa para administrar los contratos de interconexión legados, los convenios de compraventa de excedentes de energía eléctrica y cualquier acuerdo que suscriba la estatal respecto a éstos.

Servicios básicos, transmisión y distribución

Se creó también la subsidiaria CFE Servicios Básicos, que proveerá el suministro a cualquier consumidor en territorio nacional que no desee participar en el mercado mayorista, y que constituye 60% de la energía que se distribuye en el país. Para asegurar este suministro, que según la Ley de la Industria Eléctrica es derecho de todo mexicano que lo solicite, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) llevará acabo subastas para compra de energía a terceros, como la que se observó en días recientes en la cual se adjudicaron 2,600 megawatts de capacidad instalada a 11 empresas distintas.

Finalmente se crearon las subsidiarias de la parte media de la cadena eléctrica, CFE Transmisión y Distribución, responsables de transportar la energía de alta y media tensión, en caso de la primera y de bajas tensiones en la segunda, así como financiar, mantener y ampliar la infraestructura necesaria, como postes, cables, torres, subestaciones y lo que sea necesario para realizar estas funciones.

Legalmente, la CFE tiene hasta el 30 de junio del 2016 para instalar formalmente los consejos de administración de las subsidiarias.

[email protected]