Brasil condicionará la renegociación de las preferencias del comercio de automóviles con México a la reducción o eliminación de los aranceles a más productos comercializados entre sí, con el objetivo de lograr una balanza comercial más equilibrada.

El gobierno brasileño ha transmitido esta posición a la prensa y la industria brasileña y a analistas internacionales, cuando faltan poco más de tres meses para que venza un periodo de gracia que pidió por tres años, cambiando el libre comercio de autos por un sistema limitado de cupos.

Nos parece una decisión lógica, lo que México quiere es tener mayor neutralidad en el ACE 55 , dijo Guido Vildozo, gerente de IHS Automotive Latinoamérica.

El ACE 55, que incluye también a Argentina y Uruguay, entró en vigor en el 2003, eliminó los aranceles al comercio de autos entre México y Brasil desde el 2007 y se renegoció el 15 de marzo del 2012, con el establecimiento de cupos y el compromiso de regresar a la apertura total en tres años.

El diario Valor Econômico, de São Paulo, publicó que el gobierno de Brasil no aceptará el fin de las cuotas del ACE 55 sin una negociación más amplia.

En la coyuntura hay un contraste en el desarrollo de los sectores automotrices de los países: en Brasil se han registrado menores ventas y cierres de fábricas para reducir los excedentes de inventarios, en México se han inaugurado nuevas plantas y la producción crece.

De enero a noviembre del 2014, México produjo 3 millones 11,288 vehículos ligeros, un alza interanual de 8.7%; mientras que la producción de automóviles de Brasil fue de 2 millones 942,000 unidades en el mismo periodo, un descenso de 15.5% a tasa anual.

Para Jaime Zabludovsky, director de la consultoría Iqom, una negociación ambiciosa entre las dos naciones es complicada. Ha quedado de manifiesto en el ACE 55, con un sector automotriz que ha dominado la relación comercial bilateral.

Del 2003 al 2006, Brasil lideró la proveeduría de automóviles a México, desbancando al segundo lugar a Estados Unidos, y pudo lograr un máximo de ventas de 1,452 millones de dólares en el 2005.

Pero luego comenzó la caída. En el 2007, Estados Unidos y Japón lo superaron, llevándolo al tercer lugar; en el 2008 lo pasaron además Canadá y Alemania. Perdiendo en los años subsecuentes otras posiciones, de enero a agosto pasado quedó en el sitio octavo.

A diferencia de México, que tiene tratados de libre comercio (TLC) con 45 países, Brasil ha mantenido constantes dificultades para cerrar acuerdos comerciales, por separado, con la Unión Europea y Estados Unidos, entre otros.

Industria automotriz en México

[email protected]