La nueva Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario plantea la posibilidad de concesionar vías cortas o ramales que no sean explotadas o se encuentren en desuso por los concesionarios , con el fin de aumentar la competencia de servicios, sin que se ofrezca una contraprestación por ello, afirmó José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).

El tema es que el mercado dice dónde (debe haber más oferta de servicios), no puedes usar una ruta por querer usarla nada más si no hay nada que servir ahí. Estamos haciendo un análisis de aquellas rutas o líneas que no tienen utilización intensa , comentó en entrevista.

La semana pasada, el Senado modificó la minuta enviada por la Cámara de Diputados y eliminó la figura de permisionario, que buscaba que los clientes del servicio ferroviario (acereras, fabricantes de automóviles o productores de granos) tuvieran nuevas opciones, a la que se opuso la AMF porque violentaría sus concesiones.

En cambio, creó la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, un órgano desconcentrado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la cual garantizará en todo momento el desarrollo eficiente y en un entorno de competencia de la industria ferroviaria .

Zozaya dijo que la agencia podría ser algo positivo para la industria, pero sugirió que se integre por verdaderos expertos en la materia.

El titular de la AMF, que representa a socios como Ferromex, Ferrosur o Kansas City Southern de México, afirmó que en el proceso de discusión de las modificaciones a la ley se aprobaron aspectos que impactarán en su operación diaria.

Se refirió al artículo 35, el cual precisa que los concesionarios, a cambio de una contraprestación convenida, deberán prestar a otros concesionarios los servicios de interconexión, derecho de arrastre y de terminal requeridos para la prestación del servicio, algo que ya hacemos, refirió.

Además, se obliga a las empresas a registrar ante la Agencia las tarifas máximas aplicables a la prestación del servicio.

Nueva norma ferroviaria

  • Se crea la Agencia Regulatoria del Transporte Ferroviario que deberá promover la expansión y el uso de la red ferroviaria.
  • Se establece el Fondo Nacional de Seguridad para Cruces Viales Ferroviarios, con aportaciones pública y privada.
  • La Agencia garantizará la interconexión en vías férreas cuando los concesionarios no lleguen a un acuerdo en derechos de arrastre y paso.
  • Los concesionarios deberán registrar sus tarifas máximas para la prestación del servicio ante la agencia y luego en medios electrónicos.
  • Habrá mayor cooperación entre autoridades migratorias, de seguridad pública y empresas para atender temas de migración e inseguridad.

[email protected]