En la víspera del festejo del Día del Padre, los comerciantes del país prevén una derrama económica de 17,500 millones de pesos, que les representaría un respiro en sus ventas, luego de que en el 2020 se enfrentaron al cierre de actividades por la pandemia de Covid-19.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, dijo que el próximo domingo 20 de junio las familias celebrarán a los papás, por lo que el hecho de que algunas entidades del país se encuentren en semáforo epidemiológico verde y naranja permitirá reactivar la economía del sector.

Las empresas comerciales y de servicios confían en tener un repunte económico por la fecha, recordando que en el 2020 la derrama en ese día fue de alrededor de 6,750 millones de pesos.

En este sentido, las ventas para este día del padre representarían 35% de lo obtenido en el 2019 previo a la pandemia.

“Con los Estados del país en verde, amarillo y naranja en el semáforo epidemiológico se tienen expectativas positivas, y aunque no será como en el 2019 las ventas por el festejo significan un respiro para miles de negocios que han estado paralizados u operando parcialmente desde 2020”, anotó.

Las restricciones en algunos lugares en cuanto al aforo, distancias y número de personas por mesa en los restaurantes, es una medida necesaria, pero puede incidir en la disminución de los comensales en los establecimientos, por lo cual ese tipo de negocios cuentan con plataformas digitales y aplicaciones para venta en línea y entrega a domicilio, mencionó el dirigente de la Concanaco.

Los rubros que tradicionalmente han presentado mayores ventas por el Día del Padre son: telefonía móvil, artículos electrónicos y deportivos, joyería y relojes, y restaurantes, pues es costumbre para muchas familias festejar a los padres en este tipo de establecimientos.

Otros rubros que también observan mayores ventas por la celebración son: ropa y calzado, vinos y licores, accesorios y artículos para el cuidado personal y esparcimiento.

“La recuperación del sector terciario dependerá en gran medida de la mejoraría en los indicadores que se reflejan en el semáforo epidemiológico nacional, que obliga a las restricciones para los establecimientos en horario, aforos y en algunos Estados a la movilidad”, comentó López Campos.

Aunque confió en que el comercio electrónico es un medio que contribuya a que algunos establecimientos realicen ventas en línea por el Día del Padre, y en esos negocios podrán comprar con tarjetas de crédito, débito o de las cadenas comerciales.

kg