Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó en el primer semestre del año un incremento interanual de 33% en el gasto para subsidiar al gas licuado de petróleo (LP) para llegar a 19,300 millones de pesos, pese a que a lo largo del año el precio de referencia en el mercado estadounidense para este combustible ha estado por debajo del que estipula la Secretaría de Hacienda al público, revelan las estadísticas del sector.

Según el Índice de Precios del Gas LP Mont Belvieu (mercado ubicado en Texas que México toma como referencia) el precio del energético ha bajado de 10.47 pesos por kilo de diciembre del 2011 a 7.80 pesos por kilo en octubre, cayendo 25% en lo que va del año.

La caída del precio de referencia -explicó el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP y Empresas Conexas, Octavio Pérez Salazar- se debe a que la explotación de shale gas en pozos horizontales mediante fracturas hidráulicas en Estados Unidos arrojan también gases como el propano y el butano, que son la materia prima del gas LP, cuya oferta ha crecido también.

En tanto, el precio del gas LP para el consumidor ha aumentado 5.8% desde enero, llegando a un precio promedio nacional de 11.46 pesos por kilo en octubre, con el aumento decretado cada mes más un sobrecosto para el proyecto de cambiar cilindros obsoletos.

Así, los representantes de la industria del gas LP aseguraron que este hidrocarburo cuesta menos que el gas natural licuado (GNL) , ya que comparándolos en las mismas unidades, el GNL tiene un precio de 15 dólares por millón de BTU, mientras que el gas LP cuesta 13 dólares.

Por tanto, hicieron un llamado a los industriales del país a considerar estos precios, tomando en cuenta que aún no existe un convenio entre la autoridad y la IP para resolver las alertas críticas por desabasto de gas natural y que la migración al combustóleo es 22% superior en precios que el gas natural.

[email protected]