La caída en los precios petroleros de más de 30% en un día y casi 45% en un mes provocará un impacto negativo en las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex) que se reflejará en la incapacidad de hacer frente a sus compromisos de deuda y en la reducción de la plataforma petrolera estimada en 1.951 barriles diarios para el 2020.

De acuerdo con el analista del sector energético, Ramsés Pech, entre las consecuencias más importantes de esta pérdida de ingresos será que Pemex contará con menos recursos para el pago de derechos y aprovechamientos, calculados en 574,535 millones de pesos en la Ley de Ingresos, que deberán pagarse para continuar con su actividad, con el riesgo de que la empresa mantenga sus niveles de endeudamiento.

Según el analista, la coyuntura actual obligará al gobierno y a la industria a buscar que se aceleren los planes de almacenamiento de combustibles con lo que se permite mitigar los cambios abruptos en los mercados.

“El nuevo negocio de productores de petróleo será producir y almacenar para cuando pase la contingencia del coronavirus y se definan los acuerdos en los miembros de la OPEP y el resto de los países productores petroleros del mundo”, dijo. Para el 2020, la Secretaría de Hacienda proyectó un precio para la mezcla mexicana de exportación de 49 dólares por barril, y una plataforma de producción de 1.951 millones de barriles de petróleo diarios, que también se verá afectada a la baja por esta coyuntura de precios, explicó Pech.

Pemex ha dejado de percibir por lo menos 240 millones de dólares tan sólo durante los primeros nueve días de marzo, debido a la caída en los precios de la mezcla mexicana de exportación.

En comparación con los primeros nueve días de enero en que la mezcla mexicana se cotizó en un promedio de 57.56 dólares por barril, la caída de este precio es de 35%, ya que en marzo se ha cotizado en un promedio de 37.62 dólares por barril. De esta forma, los ingresos de Pemex fueron de casi 653 millones de dólares en los primeros días de enero, mismos que de mantenerse el volumen de ventas externas, habrán caído a 427 millones de dólares en el tercer mes del año, aunque existe el riesgo de que el volumen de exportación también se reduzca, lo que implicará incluso menores ingresos.

El precio de la mezcla de exportación cayó hasta 24.43 dólares por barril en el reporte del lunes 9 de marzo, arrastrada por la pugna que se vive entre Rusia y Arabia.

El último volumen de exportación diaria reportado por Pemex ascendió a 1.260 millones de barriles en enero, mismo que al precio promedio de 53.90 dólares por barril para la mezcla mexicana de ese mes le otorgó ingresos por 2,055 millones de dólares a la empresa.

Así, el promedio de precio de la mezcla mexicana se redujo en 16% en un mes, con lo que a un volumen similar de exportaciones al de enero, la estatal presentará una reducción de más de 300 millones de dólares en sus ingresos por ventas de petróleo en su reporte del segundo mes del año.

La pérdida en los ingresos de 540 millones de dólares conjuntos entre febrero y los primeros nueve días de marzo equivale a 3.4% de los ingresos totales reportados en el último trimestre por la estatal.

[email protected]