La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional contra la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, por considerar que el ordenamiento legal contiene indefiniciones que generan incertidumbre sobre cómo regular las remuneraciones de los funcionarios de la Cofece.

De acuerdo con la instancia reguladora, en su calidad de órgano constitucional autónomo con especialización técnica determinada en el Artículo 28 constitucional, le debería ser aplicado un régimen de remuneraciones diverso al que aplica al grueso de la administración pública federal.

En un comunicado, precisó que la citada legislación genera incertidumbre en dos sentidos, primero porque al ser el salario del titular del Ejecutivo el límite referencial de la fijación de las remuneraciones “resulta fundamental tener certidumbre respecto a la información de los parámetros y partidas que deberán tomarse en cuenta para definir el nivel adecuado del ingreso presidencial, a fin de que no sea una decisión política o sujeta a la discrecionalidad”.

Indicó que esa condición le permitirá dar certeza a sus procesos de reclutamiento y permanencia de personal, que resulta trascendental, pues su autonomía técnica está sustentada en su capacidad de atraer, retener y especializar a su capital humano.

La Cofece expuso que el otro punto es porque el organismo tiene un régimen especial en la Constitución mexicana al estar constituido como órgano autónomo de especialización técnica.

Por ello, señaló, la ley referida debe contar con los elementos que permitan regular de manera explícita los sueldos de una institución que cuenta con esta reconocida especialidad, en términos de lo señalado en el propio Artículo 127 constitucional, que prevé que servidores públicos especializados puedan recibir un excedente salarial no mayor a 50% de la remuneración del presidente.

La controversia constitucional no tiene la intención de ir en contra de las estrategias adoptadas para lograr un México más justo e incluyente, sino que busca que exista certidumbre respecto a la autonomía otorgada a la Cofece en el Artículo 28 constitucional para estar en condiciones de cumplir con su mandato de combatir la falta de competencia en los mercados, argumentó.

“Es importante tener claridad sobre esta porción del Artículo 127 constitucional porque, en contraste con lo ahí señalado, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se asienta que la remuneración de los servidores públicos de la Comisión en ningún caso podrá ser superior a la fijada para el cargo de presidente de la República en este mismo año”, señaló.

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 consideró una partida de 582 millones 803,241 pesos para el ejercicio 2019 de la Cofece, 6% menos respecto del presupuesto aprobado el año pasado, que fue de 618 millones 149,978 pesos.

Se plantea un sueldo máximo para la presidenta de la Comisión de 179,000 pesos (el año pasado fue de 188,000 pesos) además, no se ve reflejado un monto destinado para Seguro de Gastos Médicos Mayores, ni Seguro de Separación Individualizado.

Austeridad en la Cofece:

  • Para el 2019, el órgano regulador plantea un ahorro de 34 millones de pesos; la autoridad consume apenas 0.012% del PEF y 5% de lo ejercido por los ramos autónomos.
  • Todos los servidores públicos dejarán de contar con seguro de gastos médicos mayores, seguro de separación individualizada y apoyo para mantenimiento de vehículo.
  • El rubro de asesorías y estudios se redujo en 41.9%, comunicación social en 36.4%, así como el gasto asociado a renta, mantenimiento y limpieza de oficinas en 14.6 por ciento.