Desde la participación de las empresas que ofrece insumos para la producción de alimentos, pasando por el número de productores, el número de seguros y el gasto que se destina a los hogares, forman parte del Reporte sobre las condiciones de competencia del sector agroalimentario que presentó la Comisión Federal de Competencia Económica, en donde incluye las características estructurales, regulatorias y de funcionamiento de dicho sector.

De acuerdo con la Cofece, el reporte tiene doble propósito; por un lado, la Cofece se allega de información sobre las características del sector para hacer un uso más efectivo de sus atribuciones, conforme a lo establecido en su Plan Estratégico 2014-2017. Por el otro, identifica acciones específicas de política pública que promoverán la eficiencia en los mercados agroalimentarios, condición necesaria en el objetivo de conseguir costos de operación más bajos y mejores precios para los consumidores, lo cual es fundamental dado que los hogares con menores ingresos destinan hasta 79% de sus recursos económicos a la compra de estos bienes esenciales .

Este trabajo no tiene como fin identificar prácticas anticompetitivas de empresas.

NOTICIA: Sagarpa reporta superávit agropecuario

La Cofece informó que las recomendaciones del reporte ya fueron entregadas a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y serán sometidas a la consideración de otras instancias públicas que por ley son responsables de regular los mercados analizados.

El sector agroalimentario está conformado por un alto número de mercados dedicados a las actividades agrícolas, a la cría y explotación de animales, al procesamiento de productos alimenticios para consumo humano, así como a su distribución y comercialización. Todos estos eslabones se integran en una extensa red de cadenas productivas.

La complejidad del sector agroalimentario es mayúscula, debido a los cientos de mercados de diferente alcance que lo integran, a la carencia de información pública para el análisis de ciertos eslabones de las cadenas productivas, y a la fuerte regulación e intervención por parte de las autoridades públicas de todos los órdenes de gobierno. Los retos de analizar tal volumen, obligan a priorizar la atención en factores transversales que tocan a un gran número de mercados, como es el caso de la influencia de los subsidios y las disposiciones jurídicas aplicables en la producción y comercialización agrícola, así como las actividades de acopio, almacenamiento, redes de frío y la comercialización mayorista a través de centrales de abasto, y la minorista por medio de los canales tradicionales como las tiendas de abarrotes y los relativamente modernos como los supermercados , detalla el informe.

NOTICIA: México impulsa producción de alimentos en el mundo

mfh