Por segunda ocasión en su historia, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) solicitó la intervención del ministerio público federal para perseguir un delito económico, con lo que de fincarse responsabilidades se podría ejercer acción penal contra los implicados.

A través de su Autoridad Investigadora, el órgano antimonopolios interpuso una querella ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra varias personas que, de acuerdo con sus investigaciones, cometieron prácticas monopólicas absolutas en licitaciones públicas del sector salud entre el 2011 y 2015.

En un comunicado, el órgano antimonopolios anunció la promoción de la querella ante la FGR, pero no especificó el asunto que le dio origen.

Sin embargo, la Cofece sigue ya un proceso en forma de juicio contra agentes económicos por presuntamente coordinarse para repartirse contratos públicos de servicios integrales de estudios de laboratorio y de banco de sangre (expediente DE-011-2016), siendo el único asunto en donde ya emitió un Dictamen de Probable Responsabilidad y tendría por lo tanto elementos para iniciar una querella ante la FGR.

La primera vez que la Cofece solicitó el inicio de una pesquisa similar fue en el 2017, cuando requirió la intervención de la entonces Procuraduría General de la República (hoy FGR) para ejercitar la acción penal en contra de varias personas a las que halló responsables de coludirse en licitaciones públicas del sector salud, el mismo presunto delito que señala en la actual querella.

De hallarse culpables por la comisión de estos ilícitos, los agentes económicos pueden ser sancionados con hasta 10% de sus ingresos anuales (personas morales), inhabilitación de hasta cinco años para el ejercicio de cargos directivos (personas físicas) o prisión de entre cinco y 10 años, de conformidad con el artículo 77 de la Ley Federal de Competencia Económica y el 254 bis del Código Penal Federal.

[email protected]