Por primera vez en la historia, los automóviles se colocaron como el primer producto de exportación de México a China, lo que representa un logro significativo si se considera que las principales exportaciones de productos latinoamericanos a ese destino están concentradas en materias primas.

De enero a marzo del 2011, el mercado chino compró automóviles ensamblados en México por un valor de 228 millones de dólares, un alza anualizada de 120.1 por ciento.

Los automóviles rebasaron así al petróleo, que sumó ventas por 165 millones de dólares y fue el primer producto de exportación a esa nación en el 2010; también a los minerales del cobre, que alcanzaron 201 millones de dólares y se ubicaron en la primera posición del 2007 al 2009.

Con los mismos resultados, China escaló del quinto al cuarto lugar entre los mayores destinos de las exportaciones de automóviles de México, desplazando a Argentina y por detrás de Estados Unidos, Brasil, Alemania y Canadá.

En una entrevista al portal especializado Automotive News, Dazong Wang, presidente de Beijing Automotive Industry Holding Co., predijo que en el 2020 se venderán unos 40 millones de vehículos en China.

Para lograrlo, sólo necesita crecer a la mitad del ritmo en que lo hizo en la última década.

CRECIMIENTO CONSTANTE

Desde hace cinco años, las exportaciones de automóviles de México a China crecieron de manera constante, sin ser afectadas por la crisis financiera internacional del 2008-2009. En el 2007, llegaron apenas a 55 millones de dólares y cerraron el 2010 con 555 millones de dólares.

Las importaciones chinas de autos aumentaron 93% en el 2010 frente al año previo, hasta un total de 813,600 unidades, informó la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China.

En valor, las importaciones chinas de automóviles se duplicaron a 30,640 millones de dólares en el 2010, mientras que las exportaciones de vehículos chinos aumentó 40% a tasa anual, hasta sumar una cifra récord de 51,800 millones de dólares.

La Comisión para América Latina y El Caribe destacó que las exportaciones de la región Asia-Pacífico con destino a los países latinoamericanos consisten principalmente en productos manufacturados, mientras que hay una elevada demanda china de alimentos, energía, metales y minerales.

DENUNCIA DE LA CICEG

... AUNQUE CIERRA SU MERCADO A ZAPATEROS MEXICANOS

El gobierno chino negó el ingreso de una gran empresa mexicana para la venta de zapato por catálogo, por lo que el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), Armando Demetrio Martín, pidió al gobierno mexicano aplicar las misma reglas que los asiáticos aplican para defender su mercado interno.

Expresó que China protege a su industria nacional a través de la aplicación de barreras no arancelarias, lo que hace imposible entrar a ese mercado y pone grandes obstáculos a empresas que pretendan hacer competencia a sus nacionales.

La compañía mexicana -cuyo nombre se reservó- , continuará su reto de introducir su calzado a ese mercado.

No pueden ponernos a competir con una nación que hace dumping, que manipula su economía, que es apoyada por su gobierno. No permite la reciprocidad. Hay compañías mexicanas que han querido ir a China a comerciar y no les han permitido vender zapato por catálogo , afirmó el empresario.

Armando Martín recordó que la industria del calzado mexicano creció 14% en la generación de empleos durante el 2010, mientras que las exportaciones aumentaron 30%, lo cual indica que el sector es proactivo y dinámico pero, sobre todo, que compite a pesar de las que denominó como trampas de los chinos.

Destacó que actualmente se trabaja coordinadamente con la Secretaría de Economía en el tema de subvaluación, en el cual se espera fijar precios mínimos de alerta a productos de origen asiático que ingresen por la aduana con el fin de atacar el ingreso de mercancía ilegal.