A pesar del impacto de la pandemia por el Covid-19, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) reveló una cartera de inversiones para el periodo 2020-2029 con 49 proyectos de la minería del cobre, oro, hierro, litio y minerales industriales, avaluados en 74,047 millones de dólares, siendo 2.1% más de lo catastrado el año pasado, cuando contemplaba 44 iniciativas por US72,503 millones.

El catastro contempla 49 proyectos de los que el 89.4% corresponden a la minería del cobre, metal que representa la mitad de las exportaciones del país y entre 10 y 15% del PIB chileno.

Según explicó la entidad, este aumento se debe a la inclusión de cinco proyectos nuevos por un valor de 2,195 millones de dólares. Específicamente, Continuidad Operacional Carmen de Andacollo de Teck, Continuidad Operacional Minera Candelaria de Lundin Mining, Polo Sur de AMSA, Arqueros de Nittetsu Mining y la reactivación del proyecto de Kinross, Lobo-Marte.

Cochilco precisó que el 58% de la cartera, 42,811 millones de dólares y 20 proyectos, se encuentran con mayor probabilidad de materializarse en los plazos comprendidos por sus dueños.

Frente a la pandemia, 23 proyectos que involucran 43,920 millones dólares postergaron sus puestas en marcha entre uno y dos años, lo que, según precisó la Comisión, es normal en el contexto sanitario existente.

Otro de los puntos destacados del informe es que el sector de la minería estatal tiene más probabilidad de materializarse en los próximos años. En el detalle, el sector estatal tiene un 65.3% de la inversión en condición “base +probable”, mientras que el sector privado solo un 54.1% en las mismas condiciones.

Para el ministro de Minería, Baldo Prokurica, “este aumento de las inversiones respecto del 2019 es una gran noticia en momentos en  que el país necesita de mayor inversión y de mayor generación de empleo”.

Se estima que estas iniciativas generen unos 33,000 nuevos puestos de trabajo, articulando al sector como “motor de reactivación y de empleo” en Chile, que actualmente registra una tasa de desempleo de 12.9 %, producto de las restricciones sanitarias obligadas por la pandemia y la paralización de muchos de los sectores productivos y comerciales.

La zona norte del país, principalmente dentro y alrededor del desierto de Atacama, sigue siendo el corazón de la minería de Chile, y aglutina el 77% de la inversión prevista para los próximos 10 años, con la región de Antofagasta a la cabeza con un tercio de la inversión.

Sobre cómo se desenvolverá la inversión en los próximos años, el 60.4% de la cartera se desarrollará en el próximo quinquenio (2020-2024), 37 de los 49 proyectos entrarían en operación.