Los abogados de Carlos Ghosn pidieron este jueves a un tribunal de Tokio la anulación del procesamiento contra el exjefe de Renault y Nissan, y acusaron a los fiscales japoneses de "acciones ilegales".

Según ellos, los elementos que presentan a los jueces "ponen en entredicho fundamentalmente la probidad y objetividad del dosier de los fiscales".

Durante una vista preliminar, se ha pedido "la nulidad de todo el proceso", se lee en el documento transmitido a la AFP.

El equipo de defensa (compuesto por numerosos abogados en Japón, Francia y Estados Unidos) retoma los argumentos ya presentados por Ghosn. Considera que su cliente es víctima de "maniobras ilegales de los fiscales iniciadas antes de la detención de Ghosn y que continúan todavía hoy ".

Según los abogados, existió desde el principio "una colusión con los dirigentes de Nissan y de funcionarios del Meti (Ministerio de Industria japonés) para apartarlo de la Alianza y frustrar el proyecto de integración reforzada entre Nissan y Renault".

"Las acciones judiciales emprendidas por los fiscales, que estuvieron motivadas políticamente desde el principio, son fundamentalmente sesgadas", afirman. Concluyen que "este caso nunca debería haber dado lugar a un enjuiciamiento penal".

El 19 de noviembre de 2018, Ghosn fue arrestado a su llegada a Tokio. Pasó 130 días en prisión preventiva.

Fue liberado bajo fianza la pasada primavera (boreal) y se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario en Tokio, donde desde mayo ha estado preparando su defensa con sus abogados.

Preguntada este jueves por la AFP, la fiscalía rehusó hacer comentarios.

"Si no se reconoce la nulidad del proceso, Ghosn estará preparado para desmontar con fuerza cada uno de los cargos en su contra. Es inocente de las acusaciones formuladas contra él", concluyen los letrados.

kg