El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, destacó que las reformas estructurales, la política económica y los ajustes anunciados por el gobierno, han mantenido estables los precios de la canasta básica, que es el indicador más relevante en materia de pobreza.

NOTICIA: El 2015 fue un año de mínimos en inflación

"Por primera vez en muchos años la canasta alimentaria está teniendo un desempeño en línea con la inflación e incluso por abajo de la inflación", afirmó durante su participación en la 11 Cumbre Financiera Mexicana.

NOTICIA: México tiene la inflación más baja de la historia: EPN

En entrevista posterior a su participación señaló que tal como lo dio a conocer ayer el Coneval, el aumento en el poder adquisitivo que tuvo el salario en 2015, fue el mayor en ocho años, es decir desde 2007.

Señaló que el aumento de 2.81% en la inflación anunciada este miércoles, se mantiene dentro del margen de los objetivos del Banco de México.

NOTICIA: Durante enero los precios al consumidor se encarecieron

Con excepción de cuatro productos: jitomate, chile, cebolla y carne de res, la canasta alimentaria tuvo una evolución favorable, aseguró.

Al centro de las decisiones que se tomaron está cuidar a los más pobres, dijo, y en ese sentido explicó que esa también es la razón para que el presupuesto de Sedesol se mantenga pese a los recortes en otras dependencias, pues si bien se sujetarán al programa de austeridad, no habrá recortes en programas, ni personal, ni retrasos en los pagos, aseguró.

Se mantiene el plan para que la leche de Liconsa cueste un peso en las zonas más pobres, lo cual podría concretarse una vez que se reúna el Consejo Directivo de Liconsa en el segundo trimestre del año; e incluso hay un proyecto impulsado en coordinación con la Secretaría de Energía, para subsidiar el gas natural y LP en las zonas donde la gente acostumbra usar leña.

mac