La Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAA) reportó la caída inusual de 4% de las ventas nacionales de los ingenios azucareros en el ciclo que comprende del primero de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021; por lo que estiman que este comportamiento se debe a que está entrando azúcar de contrabando al país y no aporta aranceles en las importaciones.

De acuerdo con el reporte de la CNIAA en la Aduana se está clasificando al azúcar como “mezclas de harinas” o “preparaciones alimenticias que consisten en mezclas de azúcar con carbón activado”, para evadir el pago de aranceles, y así ingresar el azúcar libre de arancel al país.

El reporte de la caída se presentó la semana pasada por Conadesuca, organismo adscrito a la Secretaría de Agricultura, (Sader), Humberto Jasso Torres, Presidente Ejecutivo de la CNIAA dijo que “los ataques injustificados contra el azúcar de caña por temas de salud vienen ocasionando una caída en el consumo por habitante de 2% anual en México, lo cual quiere decir que, si la población crece en 1.5%, el consumo total cae en aproximadamente 0.5 por ciento”.

No obstante, este fenómeno de caída del 4% en las ventas de ingenios, no es por la caída en consumo, sino a un probable “contrabando técnico” muy fuerte que está sustituyendo a la producción nacional, fenómeno que “ya hemos solicitado por meses se investigue y se sancione por las autoridades de Aduanas, diversas áreas del SAT y la Secretaría de Economía”, dijo.

Jasso Torres detalló que “no es posible que el azúcar con carbón activado se clasifique como preparación alimenticia con el único fin de ingresar de Guatemala libre de arancel a nuestro país, cuando dicho producto es claramente tóxico y tiene que procesarse en fábricas de azúcar líquida u otras, por eso pedimos que la Autoridad investigue a fondo y actúe con toda la fuerza de la Ley a lo largo de toda la cadena de posible ilegalidad”.

La Cámara Azucarera indicó que las cifras oficiales de importación de Guatemala muestran un incremento dramático de casi 100,000 toneladas anuales en este tipo de productos en los últimos dos años.

De acuerdo a la información pública disponible, la CNIAA estima que la evasión fiscal causada por el contrabando técnico del azúcar, considerando recargos y multas, puede exceder los 4,000 millones de pesos.

Cabe recordar que la agroindustria nacional del azúcar de caña genera medio millón de empleos directos y 2.4 millones de empleos indirectos.

pilar.martinez@eleconomista.mx