En la víspera de la próxima licitación de frecuencias, los industriales de la radio pidieron al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) un proceso licitatorio equitativo y ordenado, que permita las inversiones y la sustentabilidad empresarial.

La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) dijo que la radiodifusión está abierta a la competencia, siempre que existan condiciones equitativas y ordenadas; que garantice una adecuada sustentabilidad empresarial; que permita mantener el empleo e ingreso de sus trabajadores, así como la inversión para la incorporación de nuevas tecnologías, acordes con el desarrollo nacional y el desarrollo de contenidos de calidad, en beneficio de todas las audiencias.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) licitará este año un total de 310 estaciones comerciales de radio (233 en FM y 77 en AM).

Al respecto, la CIRT dio como referencia que en el caso de la banda FM, las concesiones comerciales y sociales se asignaron con base en un parámetro poblacional -si había más de 7,631 personas por frecuencia de radio y no necesariamente en estudios de las condiciones económicas y sociales de las plazas.

Lo anterior, dijo, podría tener consecuencias adversas sobre la rentabilidad de las estaciones de radio, pero también un deterioro de contenidos, en perjuicio de las audiencias y eventualmente, la dificultad para solventar la incorporación de nuevos estándares tecnológicos, pues las radiodifusoras, como cualquier actividad, necesitan contar con los recursos necesarios para seguir desarrollado eficazmente su labor.

Como parte de la consulta pública que realizó el IFT, la CIRT dijo que no es suficiente tomar en cuenta sólo un parámetro poblacional para el otorgamiento de concesiones. El IFT debe llevar a cabo estudios más minuciosos que muestren las condiciones económicas y sociales en cada plaza a licitar una concesión y el probable impacto en perjuicio de la actividad económica y del entorno social local .

Recientemente, Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del IFT, dijo que hoy más que nunca el contenido es el rey .

La CIRT, que agremia a los radiodifusores del país, argumentó que con frecuencia se justifica un nuevo régimen de concesiones en radiodifusión, en una supuesta alta concentración en pocos grupos. Sin embargo, del total de estaciones autorizadas, 42.1% corresponde a concesiones otorgadas a cadenas regionales y radiodifusoras independientes; 22.6%, a emisoras permisionadas, y 35.2% corresponde a los 23 mayores grupos de la radio .

Al respecto, dio como referencia que con base en el número de estaciones de radio en el país, se calculó el Índice de Herfindahl-Hirschman (IHH), que es una medida probada que ilustra la concentración de un mercado. Los resultados, dijo, arrojan un valor del IHH para la radiodifusión en México de 172, con lo que se demuestra que el nivel de concentración es realmente bajo, por lo que no existen razones que justifiquen un nuevo régimen de concesiones basado en una supuesta alta concentración .

[email protected]