La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó una utilidad neta preliminar de 85,517 millones de pesos durante 2016, una cantidad mayor en 179,429 millones de pesos, es decir, 191% respecto a la pérdida de 93,912 millones de pesos que registró en el 2015.

En un comunicado, la empresa productiva del Estado aseguró que detiene el acelerado deterioro de su situación financiera, resultado de su profunda transformación a partir de la reforma energética.

Detalló que la mejora sustancial en la situación financiera de la CFE al cierre del 2016, se explica principalmente por el efecto positivo que tuvieron el aumento de sus ingresos, y por los beneficios obtenidos por la disminución de su pasivo laboral.

En particular, indicó que en el cuarto trimestre del 2016, los ingresos aumentaron en 28,227 millones de pesos, es decir 37%, en comparación con los ingresos reportados en el mismo periodo del 2015.

El incremento, expuso la CFE, se debe principalmente al aumento por venta de energía eléctrica e ingresos por servicios de transmisión prestados a los participantes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Asimismo, por reconocimiento parcial del subsidio a las tarifas eléctricas para usuarios finales otorgado por el gobierno federal.

Por otra parte, la CFE indicó que los costos totales en el cuarto trimestre de 2016 tuvieron un incremento de 14% respecto al mismo periodo del 2015.

Eso se debió principalmente a un incremento en el costo financiero, asociado a la depreciación del tipo de cambio peso/dólar observada en el periodo.

También por aumento en los precios de los combustibles utilizados para generar energía eléctrica, que dependen de los mercados internacionales. Así, el costo financiero durante el cuarto trimestre del 2016 fue de 25,433 millones de pesos, superior a 11,576 millones de pesos reportados en el mismo periodo del 2015.

La CFE expuso que durante el cuarto trimestre del 2016, la utilidad bruta de la CFE, es decir aquella que se obtiene al calcular las ventas menos los costos, también fue positiva por 28,324 millones de pesos.

Esto significa que los ingresos de la CFE por la venta de energía eléctrica fueron mayores a los costos de la empresa asociados directamente con la producción y venta de electricidad.

A este resultado, se le restan componentes no asociados directamente con el despacho de la energía eléctrica, como la depreciación, que ascendió a 12,100 millones de pesos. Así se obtiene una utilidad de operación de 11,002 millones.

De esta forma, durante el cuarto trimestre, el resultado neto mostró una mejora por 13,345 millones de pesos respecto a lo registrado en el 2015.

Cabe resaltar que, en diciembre del 2016, conforme a lo previsto en la reforma energética, la CFE recibió por parte del gobierno federal un apoyo financiero por 161,080 millones de pesos.

El monto del apoyo es equivalente al ahorro generado por la CFE en su pasivo laboral por las modificaciones a su Contrato Colectivo de Trabajo. Dicho apoyo financiero incrementa el patrimonio de la empresa por esa misma cantidad y fortalece sustancialmente su balance financiero.

Al 31 de diciembre del 2016, el patrimonio de la CFE alcanzó 508,568 millones de pesos, superior en 378,621 millones de pesos al reportado al 31 de diciembre del 2015, lo que representa un incremento en su patrimonio de 291% en un año.

La CFE aseguró que continúa profundizando su agenda integral de reducción de costos. Ello incluye la disminución de gastos por servicios personales, como los tiempos extras, viáticos, telefonía y transportación, además de la optimización de procesos de abastecimiento y almacenamiento.

La CFE informó que seguirá implementando puntualmente la reforma energética que fortalece su posición financiera, y le permite ofrecer un servicio de mayor calidad, a precios competitivos y con procesos más amigables con el medio ambiente.

erp