La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó a punto de concluir el plazo para presentar ante inversionistas con quienes ha adquirido compromisos de deuda (el 30 de abril) que el reporte y los estados financieros del ejercicio 2018, así como los del primer trimestre del 2019, no serán presentados en los plazos establecidos por el artículo 45 de las Disposiciones de carácter general aplicables a las emisoras y a otros participantes del mercado de valores.

Esto se da toda vez que la empresa se encuentra en el proceso final de presentación y auditoría de la situación financiera, análisis de los estados financieros y notas de revelación, según la CFE. Por otra parte, la empresa está concluyendo con el análisis sobre los impactos que resultarán de la adopción de la nueva Norma Internacional de Información Financiera 16, Arrendamientos (NIIF 16), misma que entró en vigor el 1 de enero del 2019.

“Lo anterior ha requerido un mayor detalle en el diagnóstico, situación que ha retrasado la disponibilidad de la información financiera definitiva para generar dichos reportes y concluir con la preparación de los estados financieros”, explicó.

Tanto el reporte anual como los estados financieros de la Comisión Federal de Electricidad 2018 y el primer reporte trimestral del 2019 serán publicados dentro del periodo de 20 días hábiles, contado a partir del 30 de abril del 2019, conforme a lo indicado en el referido artículo 45, aseguró la estatal eléctrica. Cabe recordar que el año pasado la CFE reportó una pérdida neta de 11,405 millones de pesos en su ejercicio del primer trimestre del año, en contraste con los 6,764 millones como utilidad que obtuvo en el mismo lapso del 2017. La pérdida fue derivada del aumento en sus costos de operación y de menores ingresos por venta de electricidad gracias al nuevo esquema de cobros de impuesto por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) desde finales del año pasado.

De enero a marzo del 2018, la estatal eléctrica registró una reducción de 16% en el precio promedio de la energía eléctrica a sus clientes finales, derivado de la implementación de una metodología tarifaria preliminar por parte de la CRE que se ajustará durante el año. Lo anterior derivó en menores ingresos para la CFE por venta de energía eléctrica por 12,442 millones de pesos en el primer trimestre del 2018 respecto al mismo periodo del año anterior.