Brasil licitó ayer jueves 12 bloques petroleros offshore por unos 2,179 millones de dólares, un nuevo récord y un buen augurio para la subasta, el próximo mes, de otros bloques en aguas ultraprofundas de los que espera unos 26,000 millones de dólares.

Sólo un tercio de los 36 bloques ofrecidos fueron subastados, pero los compradores acabaron desembolsando un valor total más de tres veces superior al mínimo estipulado por la Agencia Nacional de Petróleo.

“El resultado superó todas las expectativas”, declaró el ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, al cabo de la sesión de subastas celebrada en un lujoso hotel de Río de Janeiro.

El consorcio, formado por el grupo francés Total (40%), el catarí QPI (40%) y la empresa malaya Petronas (20%), se hizo con la mayor oferta, la concesión para explorar un bloque en la cuenca de Campos, por un total de 4.029 millones de reales (unos 970 millones de dólares), casi la mitad del total licitado el jueves. En total, ingresarán a los cofres brasileños 8,915 millones de reales, un valor superior al récord anterior registrado en marzo del 2018, de 8,014 millones de reales. El gobierno había estimado para este jueves una recaudación de 2,300 millones de reales.

Estos resultados hacen crecer el optimismo sobre las subastas más esperadas, las del 6 y 7 de noviembre, cuando serán ofrecidos bloques en la región del presal, ubicados en aguas ultraprofundas y con un enorme potencial de extracción que atrae a las principales empresas del sector.

A diferencia de los bloques subastados este jueves, los que corresponden al presal ya tienen un precio definido: 106,500 millones de reales (26,000 millones de dólares). Los mejores postores serán aquellos que ofrezcan al estado brasileño un porcentaje mayor en el reparto de los beneficios.

Repsol se adjudicó cuatro de las 12 concesiones. Logró una de las concesiones individualmente y las otras tres en consorcios con la estadounidense Chevron y la alemana Wintershall. La española lideró uno de los tres consorcios y fue colíder en los otros dos.

Tres de las concesiones adquiridas por Repsol están ubicadas en la cuenca marina de Campos, en aguas profundas del océano Atlántico frente al litoral del estado de Río de Janeiro y que concentra las principales áreas de producción de hidrocarburos en Brasil, y la última en la cuenca marina de Santos, frente al litoral del estado de São Paulo.

Ninguna de las 17 empresas inscritas para la subasta presentó ofertas por los cuatro bloques ofrecidos en la cuenca de Camamu-Almada ni por los tres ofrecidos en la cuenca de Jacuípe y ni por los cinco ofrecidos en la cuenca de Pernambuco-Paraíba.

De las 17 empresas inscritas en la subasta, de las que sólo dos eran brasileñas (Petrobras y Enauta), 10 obtuvieron concesiones.

Además de Repsol, Chevron y Wintershall, las otras vencedoras, individualmente o en consorcios, fueron las empresas Petrobras, las británicas BP Energy y Shell, la francesa Total, la qatarí QPI, la malaya Petronas y la estadounidense ExxonMobil. (con información de Expansión/España)

Invirtió 20 millones de dólares en su primer central

Ecopetrol inaugurará parque solar

Todo está listo para que el próximo 18 de octubre Ecopetrol inaugure su primer parque solar en el municipio de Castilla La Nueva, en el Meta Colombia. Tras una inversión de un poco más de 20 millones de dólares, la petrolera pondrá en operación el nuevo complejo, que cuenta con una capacidad instalada de 20 megavatios (MW), en un total de 54,500 paneles en servicio.

La nueva planta solar se prenderá con el objetivo de abastecer parte de la energía que demanda el Campo Castilla, el segundo más grande del país. La puesta en marcha de este parque será la punta de lanza con la que Ecopetrol prevé diversificar su portafolio. Esto debido a que, en varias ocasiones, su presidente, Felipe Bayón, reiteró que la empresa quiere apostar por las energías limpias no sólo con el objetivo de reducir las emisiones de CO2, sino también para ser un apoyo de autogeneración.

Tal y como lo había previsto la petrolera, este nuevo complejo se realizó en un área aproximada de 18 hectáreas. Allí, los más de 20 megavatios que prevén ofrecerse en energía serán el equivalente, en promedio, al consumo de 16,000 hogares.

“Los esfuerzos que estamos haciendo, soportados en la estrategia de energía, harán que nuestra matriz vaya volviéndose más limpia. Queremos que la participación de las renovables pase de ser 2% a un rango de entre 4% y 15% en el largo plazo”, le explicó a LR hace unos días Boris Mullet, gerente de Energía de Ecopetrol. (La República / Colombia)