GIRARDOTA, Colombia. Con 52 años de trayectoria en la industria textil colombiana, Balalaika es una compañía que ha sabido adaptarse a los cambios del mercado. Ha logrado pasar de la dinámica de producir compitiendo en los precios a buscar conceptos innovadores, nuevas fibras y telas inteligentes para satisfacer las demandas de los consumidores que cada día están más preocupados por el origen y proceso de producción de las mercancías que compran, aseguró Atanasio Bersis, el presidente de la compañía.

Especializada en textiles para traje de baño, ropa interior, jacquards, encajes y ropa deportiva, la empresa está apostando por producir telas y confecciones con fibras inteligentes como Supplex, Emana y Tencel. Éstas, también conocidas como cosmetotextiles, destacan por sus propiedades para ajustarse a la piel, reducir la flacidez de la misma, mejorar la microcirculación, ayudar a reducir los niveles de ácido láctico y mantener la humedad natural de la piel, entre otras funciones.

¿Cómo nos convertiremos en un sector de clase mundial? preguntaba Bersis durante un recorrido por la planta de producción de Balalaika en el municipio de Girardota, en el área metropolitana de Medellín. Lo haremos mejorando la velocidad de respuesta a nuestros clientes, con creatividad, concepto y una cadena productiva que genere valor , respondió él mismo.

Velocidad, calidad y diseño parece ser la fórmula clave para esta empresa, que participa en Colombiatex 2013, feria dedicada a la industria textil, de confección, diseño y moda celebrada en Medellín. Para aplicar la fórmula, la compañía invirtió en el 2012 más de 1,000 millones de pesos colombianos –más de medio millón de dólares- en comprar maquinaria nueva para el tejido. Para el 2014 invertiría un monto similar para adquirir más equipo.

Actualmente, Balalaika produce 100 toneladas mensuales de todas las telas. Las nuevas inversiones, que también incluyen la ampliación de las instalaciones de la planta para maquinaria y bodega, no tienen, de acuerdo con el presidente, el objetivo de aumentar la producción.

La innovación no es solamente en maquinaria. Se trata de buscar soluciones. Nuestro objetivo no es aumentar la producción, es sustituir la tecnología y buscar nuevos nichos de mercado, y los márgenes de ganancias obviamente van mejorando , dijo Bersis.

EN BUSCA DE MERCADOS

Álvaro Zuleta, director comercial de Balalaika, insistió en que la calidad, innovación y servicio son fundamentales para que la compañía se abra paso en nuevos nichos y mercados.

Estamos haciendo todo lo que no se parezca a China , dijo en referencia al tipo de atención que ofrecen a sus clientes en Colombia como con sus clientes en México, Perú, Venezuela y Estados Unidos. En el caso de México, explicó el directivo, Balalaika tiene presencia desde hace 14 años en el segmento de ropa interior y deportiva.

Cifras y datos
603 empleados tiene actualmente Balalaika; 71% son mujeres.
100 toneladas de telas producen mensualmente.
 
Los cosmetotextiles
 
Las propiedades de las llamadas fibras inteligentes varían dependiento el fabricante, propósito y material del que están hechas. En el caso de Balalaika, trabaja con tres fibras de este tipo en la elaboración de telas y confecciones.
 
Supplex
-Es una poliamida o nylon que semeja al algodón. De acuerdo con el fabricante, es una tela que permite la transpiración y, por su ajuste, ayuda a reducir la flacidez de la piel.
 
Emana
-Es un nylon 6.6 que favorece la reducción del ácido láctico cuando se hace ejercicio y, al emplear tecnología de la cosmetología, promueve la correcta microcirculación de la sangre.
 
Tencel
-Una fibra natural, proveniente de la celulosa, por lo que es pariente del papel. La tela fabricada con esta fibra ayuda a mantener la humedad natural de la piel y darle a ésta mayor elasticidad.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

rene.pina@eleconomista.mx

RDS