En el arranque de 2014 alrededor de 490,000 derechohabientes del Esquema de Apoyo Alimentario SINHambre tendrán acceso a una alimentación nutricional de calidad al ampliarse la cobertura a la población en localidades urbanas y semiurbanas del país, informó el director general de Diconsa, Héctor Velasco Monroy.

En este año, el organismo dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social ejercerá un presupuesto cercano a los 2,000 millones de pesos, a fin de acercar el abasto alimentario a núcleos de población en condiciones de pobreza extrema alimentaria, como en el caso de las franjas fronterizas norte y sur, donde los beneficiarios podrán adquirir 13 productos nutritivos, mediante una tarjeta bancaria prepagada, en centros de distribución operados por Diconsa , detalló Monroy.

Destacó que otra responsabilidad de la distribuidora es continuar el suministro de productos de la canasta básica a los 500 comedores comunitarios que actualmente funcionan en Guerrero, así como a los 1,500 nuevos comedores que se pondrán en funcionamiento este año en diversas entidades.

Con ello, Diconsa fortalece su carácter social y se encamina a un crecimiento que no había tenido , destacó Velasco Monroy.

Precisó que de los 490,000 derechohabientes del esquema de Apoyo Alimentario SINHambre, 240,000 corresponderán a las franjas fronterizas norte y sur, mientras que otros 250,000 son de municipios del resto del país.

Así, la cobertura del programa se amplía a 740,000 derechohabientes, incluidos los 250,000 atendidos en 2013, como parte de las responsabilidades que Diconsa tiene en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la cual lleva a cabo una intensa labor de difusión y orientación al consumo de alimentos nutritivos a través del Semáforo Nutricional, que clasifica los productos con alto, mediano y nulo valor alimenticio en la red de más de 26,000 tiendas comunitarias fijas y móviles.

erp