El Ministerio de Energía y Minería de Argentina garantizó un precio especial para el gas no convencional (shale y tight gas) de la cuenca neuquina (que incluye a Vaca Muerta) desde el 2018 hasta el 2021 con la intención de acelerar las inversiones en el sector e incrementar la producción local.

Según la Resolución 46-E/2017 publicada en el Boletín Oficial, los productores de gas no convencional de la cuenca (que incluye a Neuquén, Río Negro, el sur de Mendoza y el oeste de La Pampa) cobrarán desde el año que viene 7.5 dólares por millón de BTU (la unidad de medida de las explotaciones de gas), 7 dólares en el 2019, 6.5 dólares en el 2020 y 6 dólares en el 2021.

Para cobrar el gas a esos valores, las empresas deberán presentar un plan firme de inversiones ante la provincia en la que tengan su explotación y ante el gobierno argentino y cumplir con el mismo.

La decisión sigue al Plan Gas, que rige hasta fin de año en todo el país y que es el programa con el que en el 2014 el kirchnerismo intentó revertir varios años continuados de caída en la producción garantizando también un precio de 7.5 dólares para el gas nuevo , es decir, el gas que cada empresa produjera por encima de lo que ya venía haciendo; para cobrarlo, las compañías no debían presentar su plan de inversiones sino sus proyecciones de cómo incrementarían la producción.

El nuevo programa es además el complemento del acuerdo de productividad que cerraron en enero el Gobierno, las empresas gasíferas y los sindicatos del sector para impulsar el desarrollo de Vaca Muerta. Ese acuerdo incluyó compromisos de inversiones por parte de las empresas, la flexibilización de algunos puntos por parte de los gremios y compromisos por parte de los gobierno (impositivos, en las provincias, y en cuanto al precio del gas, desde el Ejecutivo federal).