El reto en 2017 para la alianza Aeroméxico-Delta será cerrar la brecha entre estas aerolíneas para tener "lo mejor de los dos mundos", y así consolidar el Acuerdo de Colaboración Conjunta (JCA, por sus siglas en inglés), destacó el director para México de la segunda empresa, Carlos Enrique Hernández.

"Es un proyecto con más de cinco años de estar en la incubadora, se viene trabajando, estamos muy próximos a que esto se dé. Desde un principio se sabía que el futuro de Delta en México era con nuestro partner Aeroméxico, vienen muchas cosas y ahora que se dé vamos a poder ver las piezas del organigrama comienzan a formar un gran todo", destacó.

El directivo de Delta afirmó en reunión con representantes de medios de comunicación que "ya falta muy poco" para que la alianza comience, y con la que contarán con 24% del mercado entre ambos países, por arriba del 23% de su más cercano competidor, "entonces nos nivela a todos bastante bien versus cuando teníamos 12 o 13 por ciento".

Se espera que antes de que concluya el primer semestre del año comience la alianza, en donde también la compañía estadounidense podría adquirir hasta 49% de las acciones de la línea aérea mexicana.

NOTICIA: Aeroméxico y Delta anuncian nombramientos tras alianza

Cabe mencionar que una vez cumplidas las condiciones solicitadas por el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) y la Comisión Federal de Competencia Económica de México, el acuerdo permitirá a estas aerolíneas coordinar esfuerzos para ofrecer una amplia gama de destinos y frecuencias, así como mejores horarios de conexiones y operaciones.

El acuerdo mejorará además la experiencia en tierra al permitir a las aerolíneas la ubicación e inversión conjunta en instalaciones aeroportuarias, puertas de abordaje y salones para clientes frecuentes, las líneas aéreas también incrementarán las iniciativas conjuntas de ventas y mercadotecnia.

Delta cuenta con una fuerte presencia en Estados Unidos a través de sus centros de operaciones en Atlanta, Detroit, Los Ángeles, Minneapolis, Nueva York, Salt Lake City y Seattle, mientras que Aeroméxico ofrecerá un mayor acceso al país a través de sus centros de operaciones en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

NOTICIA: Aeroméxico crecerá menos por el gobierno de Trump

Las aerolíneas han sido socias por 22 años, además la aprobación representa un paso importante en el proceso de una oferta pública de la estadounidense para la adquisición de acciones por 49% del capital social del Grupo Aeroméxico, anunciado el último año, fortaleciendo aún más la asociación entre ambas aerolíneas.

Sobre un posible impacto en el movimiento de pasajeros entre ambos países o incluso en la propia alianza por las medidas del nuevo gobierno de Estados Unidos, Hernández comentó que existe un panorama de incertidumbre, sin embargo, hasta el momento no se han registrado bajas en el número de reservaciones.

"Una cosa es lo que se habla y otra lo que sucede y hasta el momento no hemos visto eso y es una buena señal. Vamos bien. Este es un proyecto de largo plazo (alianza) y está muy bien pensado y tiene una gran estrategia", argumentó.

Sobre alianzas entre otras aerolíneas de México y Estados Unidos, dijo que es bienvenida cualquier tipo de competencia, ya que han aprendido a vivir con esta situación.

NOTICIA: Delta completará compra del 49% de Aeroméxico en 2T

mfh