Luego de que los supermercados y tiendas departamentales llegaron a comercializar hasta 25% de la ropa del país, en las últimas dos décadas dicha participación se ha estrechado hasta 3.5% debido al contrabando y a la piratería, afirmó Vicente Yáñez Solloa, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD), quien dijo que los mexicanos se visten de ropa del tianguis.

El formato más barato para vender ropa de los socios de la ANTAD es el supermercado, pero la venta ha caído como porcentaje de la participación de mercado, no le vamos ganando la batalla a la ilegalidad, hace años era 25%, hoy 3.5% la venta. Aunque ahora hay más ingresos, el mexicano viste de contrabando y es un tema de educación y tolerancia de las autoridades locales , refirió.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el comercio ilegal es de 12.5% del PIB (unos 1.7 billones de pesos), mientras que el valor del comercio de los socios de la ANTAD es de 3%; es enorme y una brutalidad enorme. La mejor prueba la seguimos viendo en la calle , estableció el dirigente empresarial.

Culpó a las autoridades locales de permitir la venta de este tipo de ropa en las calles a precios ridículos que adquiere la población a cambio de ganar votos.

AVANCE INSIGNIFICANTE

En otro frente, la industria del vestido previó un crecimiento de las ventas de ropa en el mercado mexicano de 2% durante el primer mes del 2012, luego de que México eliminó aranceles y cuotas compensatorias a los productos de origen chino.

lgonzalez@eleconomista.com.mx