México sostiene una adopción acelerada de las soluciones de negocio en la nube a pesar de la complejidad económica del 2016, y en el 2017 es razonable que esa tendencia continúe , dijo Claudio Muruzabal, presidente de SAP Latinoamérica y el Caribe.

La compañía presenta hoy sus resultados correspondientes al cuarto trimestre del 2016 y para el año completo, en los cuales destaca que en los últimos seis meses se duplicaron por segundo año consecutivo las ventas de su segmento de productos en la nube en la región de Latinoamérica.

Además de los sistemas tradicionales de gestión de negocios, como la contabilidad y la facturación, SAP trabaja con plataformas y sistemas para administrar grandes volúmenes de datos (big data), que permiten a las compañías mejorar su relación con trabajadores, clientes y proveedores.

Lo anterior le ha permitido acceder a nuevos mercados públicos y privados y, Muruzabal puso como ejemplo los sectores bancario, agroalimentario e hipotecario público, en los que ha logrado captar como clientes a empresas mexicanas como Gentera, Lala u órganos públicos como el Infonavit.

Si algo requieren las empresas mexicanas ahora es abrirse al mundo y ser más eficientes a la hora de ofrecer sus productos y servicios en todos los mercados , afirmó el directivo, al referir que frente al complejo entorno del 2017 con el cambio de reglas de la relación comercial con Estados Unidos , las compañías deben buscar soluciones para mantener su competitividad.

La nube, comentó, ofrece la oportunidad de acceder a plataformas administrativas sin la necesidad de realizar una gran inversión inicial, sino pagar rentas que disminuyen el impacto en caja.

SAP posee alrededor de 36,000 clientes en América Latina, de los cuales más de 6,500 están localizados en México, en tanto que 80% del negocio de la empresa se concentra en las pymes.

octavio.amador@eleconomista.mx