El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) decidió suspender por 60 días la importación de limones argentinos, en la que es la primera medida del gobierno de Donald Trump que afecta a la relación comercial con Argentina.

"El USDA, de acuerdo con las orientaciones de la Casa Blanca establecidas el 20 de enero del 2017 día de la asunción de Donald Trump , pondrá un alto por 60 días a su decisión final de permitir la importación de limones frescos desde el noroeste de Argentina a Estados Unidos, que fue emitida el 23 de diciembre del 2016", señala un comunicado oficial.

El texto del USDA no da más explicaciones. Pero parece referirse a una de las primeras medidas que tomó Trump el viernes como presidente de los Estados Unidos, que fue congelar la reglamentación de todas las agencias federales hasta que su administración de un nuevo aviso.

El Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, emitió un documento el viernes por la noche a todos los departamentos y agencias ejecutivas para congelar las regulaciones nuevas o pendientes, dándole así tiempo al nuevo gobierno para revisarlas.

El ministro de Agroindustria de Argentina Ricardo Buryaile se había mostrado confiado en que no habría problemas con el ingreso de los limones y la vuelta de la carne bovina a Estados Unidos. La importación de ambos productos fue aprobada durante la gestión de Barack Obama. "Se cumplieron tanto los pasos sanitarios como políticos. Es cierto que hubo una voluntad política de los gobiernos de Obama y Macri, pero yo creo que está aprobado el procedimiento de entrada", había destacado Buryaile.

Hoy el mismo ministro minimizó la decisión comunicada por la USDA. "Es normal, cuando asume un gobierno nuevo, que se tome tiempo para pensar en las decisiones que se toman. Nosotros también lo hicimos , apuntó el funcionario y agregó: "Tengo confianza en que lo que va a pasar es que se va a postergar por 60 días el ingreso, pero que después tanto los limones como la carne van a ingresar .

En el caso de los limones argentinos, el reingreso al mercado norteamericano se había terminado de definir en diciembre último, siempre que cuenten con certificado fitosanitario, causa por la que tenía vedado el ingreso desde el 2001.