La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) demandó que se finquen responsabilidades por el quebranto al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pues durante la administración de Juan Molinar Horcasitas se otorgaron contratos de manera indebida.

Según el reporte de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), el IMSS contrató los servicios con la empresa Tata Consulting Services de México, SA de CV, mediante el contrato multianual 7S7279, firmado el 4 de octubre de 2007 por Molinar Horcasitas y Carlos Felipe Castañeda Gómez del Campo.

Este contrato, para dar servicios logísticos e informáticos del IMSS, se firmó por la cantidad mínima de 1,241 millones de pesos y hasta un máximo de 3,000,103 millones de pesos , pero según lo reportado por la ASF dicho contrato se incumplió, además de que hubo pagos en demasía e injustificados.

En ese sentido, la UNT dijo que este quebranto, de por sí indebido, no puede aceptarse en una institución con la responsabilidad que tiene el Seguro Social, en una situación de insuficiencia financiera, desabasto de medicamentos, nula inversión en infraestructura, y sometido a presiones incluso en que se amenaza con despedir a 319,000 trabajadores para ahorrarse las prestaciones sociales que han logrado las y los trabajadores del IMSS .

klm