La actividad industrial del país arrancó el año con una contracción de 0.3%, afectada por el componente de la minería, que sigue en terreno negativo, a la que se sumó también la caída en construcción, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con este resultado, la actividad industrial del país se ubica por segundo mes consecutivo en números negativos, una constante en el segundo semestre del 2016, salvo noviembre, cuando creció 0.5 por ciento.

Por componentes, el sector de la construcción cayó 1%, luego de un crecimiento de 2.4% en diciembre, siendo su desempeño más bajo desde la contracción de 1.8% de diciembre del 2015; afectado en esta ocasión por una caída de 1% en edificación. Mientras que la construcción de obras de ingeniería civil aminoró su contracción a 12%; y los trabajos especializados para la construcción crecieron 19.3%, una desaceleración respecto al alza de 22.2% de diciembre.

Por otro lado, la minería acumuló en enero 32 meses en contracción, al caer 9.8%, aunque esta aligero su caída pues en diciembre cayó 10.3 por ciento.

La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor final creció 1.2%, una desaceleración ante el 3.9% de diciembre, su indicador más bajo desde enero del 2016, cuando creció 0.5 por ciento. En tanto, la industria manufacturera, que compone 58.5% del indicador de actividad industrial, dio la cara en enero pues creció 3.8%, una aceleración respecto de diciembre con 2.5%, además de ser su mayor crecimiento desde abril del 2015, cuando creció 4.3 por ciento.

La manufactura del país se impulsó por crecimientos considerables en la fabricación de insumos textiles y acabados de textiles, con un alza de 1.7%, ante la caída de diciembre de 1.1%; la industria de metales básicas continúa recuperando ritmo con un crecimiento de 9.7%; la industria de la madera dejó atrás de manera abrupta sus caídas para crecer 6.6%, su indicador más alto desde 16.2% de enero del 2015; en línea con ello, la fabricación de muebles, colchones y persianas se impulsó 8.3%, luego de constantes contracciones, su indicador más alto desde octubre del 2015.

Otras industrias que presentaron aceleración respecto al mes anterior fueron la del plástico y el hule, con un crecimiento de 5.1%, una aceleración ante 3.5% previo.

Por su parte, la fabricación de equipo de transporte consiguió registrar un crecimiento de 4.6%, una ligera desaceleración ante 5% de diciembre.

Solicitud de la Canacintra

Incentivos para las ZEE, en todo el país

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) demandó al gobierno federal aplicar una re ingeniería administrativa, fiscal y tributaria, que incentive de manera urgente a las empresas instaladas y a las que están en cartera por invertir, a fin de compensar el plan que prepara Estados Unidos en su nueva política de retención de inversiones.

Juan Manuel Chaparro, presidente de Fomento Industrial de la Canacintra, pidió extender a todo el país los incentivos programados para las Zonas Económicas Especiales (ZEE), los cuales van desde 100% en el Impuesto Sobre la Renta durante los primeros 10 años y 50% en los siguientes cinco años. Los flujos de inversión que ya se tenía contemplado que llegaran a México se verían presionados, por lo que México tendrá que intensificar su promoción de atracción de nuevas inversiones a nivel mundial, mediante todos los mecanismos existentes posibles y nunca quedarse con los brazo cruzados , acotó el presidente de Fomento Industrial. (Lilia González)

[email protected]