México disparó sus exportaciones de productos a Asia tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, convirtiéndose en un primer indicador de hacia dónde las empresas pueden diversificar sus ventas externas.

En noviembre, México incrementó 36.8% sus exportaciones a Asia, ubicándose como el destino más dinámico en este indicador entre los cinco continentes.

Durante ese mes, a tasas interanuales, las ventas mexicanas a Malasia escalaron 972%; a Tailandia, 130%; a Japón, 73%; a India, 46%, y a China, 43%, de acuerdo con datos del Banco de México.

Cuando Trump ganó las elecciones presidenciales, el peso se depreció a máximos históricos hasta entonces y las empresas establecidas en México percibieron en Trump el riesgo de una posible restricción del mercado estadounidense.

Asia se encamina a ser el segundo mercado de las exportaciones mexicanas a nivel continental, detrás de América y desplazando a Europa.

De enero a noviembre, último dato disponible, las ventas mexicanas de productos a Asia sumaron 12,265 millones de dólares, mientras que las dirigidas a Europa totalizaron 15,246 millones de dólares.

En las cifras anuales, Europa está arriba de Asia, pero en algunos de los últimos datos, estas posiciones se han invertido al tomar cifras mensuales.

Hasta antes del triunfo de Trump, México tenía como principal estrategia para diversificar sus exportaciones el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), un tratado de libre comercio entre 12 naciones.

Firmado el 4 de febrero de 2016, el TPP estaba integrado por Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Pero Trump anunció la salida de su país de este bloque el pasado 23 de enero.

Ese mismo día, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a realizar los procesos necesarios para que México firme acuerdos bilaterales con Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, expuso que la indicación formó parte de una estrategia en la que se definió además los 10 objetivos que buscará el gobierno de México en la negociación con Estados Unidos, bajo la premisa de construir una nueva etapa de diálogo y negociación en la relación bilateral.

En noviembre del 2016, las exportaciones mexicanas no petroleras al mundo presentaron un crecimiento de 11.3% interanual.

De manera desglosada, las ventas externas de México en ese mes subieron 27.3% a Europa; 9.6% a América, y 9.5% a África. Los embarques a Oceanía cayeron 0.8 por ciento.

Las exportaciones mexicanas de mercancías a Estados Unidos avanzaron 9.1% en noviembre, con una tendencia de altibajos en los 12 meses previos, todos a tasas de un dígito, según datos del Banco de México.

rmorales@eleconomista.com.mx