La compañía de logística Maersk, conocida por su gran negocio de transporte marítimo, dio a conocer que en 2023 lanzará el primer portacontenedor carbono neutral del mundo, siete años antes de lo previsto en el plan de descarbonización de las operaciones marítimas.

“La solución hará que nuestros barcos operen con metanol, los motores de combustible serán de forma dual y operarán también con combustible tradicional, el lanzamiento del primer buque transatlántico neutro en carbono del mundo será posible en 2023, para mover la mercancía entre continentes”, comentó en entrevista Alexandra Loboda, Directora General de Maersk México y Centroamérica.

La movilización para Maersk es esencial debido a que transportan una cantidad importante de bienes y ofrecen a diferentes industrias conexión principalmente por vía marítima, cabe destacar que para llevar estas soluciones han consultado a 200 clientes para conocer la ambición en su cadena de suministro y la mayoría ya acordaron o están en proceso de establecer, metas ambiciosas basadas en cero carbono para sus cadenas de suministro.

La compañía está en espera de lanzar el primer buque en 2023 y afirman que para 2050 todos los barcos con los que cuenten serán solución neutral de carbono lo que permitirá eficientar sus operaciones con combustible de ultra bajo azufre.

“El beneficio principal no es nisiquiera para nosotros como empresa, en realidad es para el ambiente y el cambio climático, de acuerdo con estadísticas globales, el transporte marítimo, contribuye con 2.2% de las emisiones mundiales de CO2 al año, nosotros queremos ser responsables con el medio ambiente y ponernos objetivos ambiciosos para acelerar la agenda siendo el primer operador a nivel mundial en operar buques esperando que el resto industria haga lo mismo”, declaró Alexandra Loboda.

Entre los retos clave de Maersk se encuentran hacer esta solución escalable, que sea una misma tendencia en la industria para que en colaboración con autoridades y entidades impulsen y aceleren la adopción de este modelo en favor del medio ambiente.

viridiana.diaz@eleconomista.mx