En el penúltimo año de la Presidencia de Enrique Peña Nieto, la algarabía de abrazar de nuevo uno de los eventos que consolidaron su marca-ciudad con los años inundó Acapulco.

Una promesa cumplida de su administración, señor presidente , presumieron Enrique de la Madrid y Héctor Astudillo, secretario de Turismo y gobernador de Guerrero, respectivamente, al referirse al regreso del Tianguis Turístico a Acapulco, una promesa de campaña del político mexiquense.

Es tiempo de devolverle a Acapulco lo que le ha dado a México , afirmó a su vez el presidente Peña, seguido de una sonora ovación de un público de empresarios y funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno, quienes presenciaron la inauguración del Tianguis Turístico México Acapulco 2017.

Aunque la ciudad recuperó su evento en el 2015, cuando lo albergó después de tres años de ausencia debido a la política de itinerancia instaurada por el presidente Felipe Calderón en el 2016 se organizó en Guadalajara este año sabe diferente, pues un gobierno de casa , uno tricolor como el del priista Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, recibió al primer mandatario, a diferencia de hace dos años, cuando la oposición detentaba el ejecutivo estatal.

En ese contexto, una palabra abundó en la ceremonia inaugural: relanzamiento. El relanzamiento de Acapulco con nuevas obras públicas, con la reactivación de rutas aéreas internacionales y con la colaboración de los hombres de negocios, como Miguel Alemán y Carlos Slim, los únicos empresarios citados en el discurso gubernamental.

A éste último agradeció especialmente Enrique de la Madrid por llevar una colección del museo Soumaya al puerto y ampliar su oferta cultural. Excelente el turismo como va. El potencial es fantástico , dijo por su parte el magnate, ya en los pasillos y terminado el acto inaugural, sobre el trabajo de la administración federal en turismo.

Acapulco fue la primera gran ventana de México hacia el mundo, hay mucha gente en el mundo entero que antes escuchó hablar de Acapulco que de México como país.

Hoy queremos que México le devuelva a Acapulco eso que tanto le dio a nuestro país, haciendo de él un gran destino turístico , dijo Peña Nieto.

Pero la audiencia se enteró también de que acaso hay una razón muy personal del ímpetu transformador del destino turístico de parte de la autoridad federal en la materia, pues Enrique de la Madrid confesó que sus padres, como millones de mexicanos , celebraron su luna de miel en Acapulco. Como entenderán, yo tengo un motivo de agradecimiento muy personal con el destino , bromeó el titular de la Sectur.