Los abarroteros mayoristas quieren ser los maestros de la proximidad con el consumidor y ya suman más unidades que Walmart en México. En el 2017 consiguieron un crecimiento de 9.4% en ventas, superando la expectativa de 7%, principalmente relacionado con la inflación, pero también de la mano de su estrategia en el desarrollo de puntos de venta propios.

“En la mayor medida, el crecimiento estuvo influenciado por la inflación; esperábamos una más baja, pero de manera adicional también contribuyó al crecimiento del canal el desarrollo de los puntos de venta propios en el canal mayoreo abarrotero. te hablo de puntos donde el canal ya no sólo le vende a detallistas, también al consumidor final”, dijo en entrevista Eduardo Velázquez, director del segmento de Abarrotes de la consultoría del mercado mayorista Información Sistematizada de Canales y Mercados (Iscam).

De acuerdo con el Iscam, el sector abarrotero mayorista —integrado por la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas más de 120 mayoristas como La Europea, La Castellana, Bodegas Alianza, entre otras— cuenta con 3,500 puntos de venta, dicho número supera si no en metros cuadrados, sí en número de unidades a la mayor minorista del país: Walmart de México cuenta con 2,346 unidades, sin tomar en cuenta Farmacias Medimart.

Velázquez comentó que el diferenciador que el sector está buscando es la proximidad, tiendas que están abiertas en zonas semiurbanas o rurales en muchos casos y les están representando una conveniencia muy importante ya no sólo a sus detallistas, también a los consumidores. “Lo que se puede esperar para crecimiento en puntos de venta este año es 10 por ciento. Del 2012 hacia acá habíamos estado creciendo a doble dígito, ahorita ya estamos con crecimientos más estables”, contó a El Economista el directivo. A excepción de Grupo La Comer, las otras cuatro grandes competidoras han lanzado sus formatos de proximidad, cuya principal característica es poder permitirles expansión en menor cantidad de metros cuadrados: Soriana cuenta con los formatos Mercado y Express; Chedraui, con Supercito y Súper Che, y Walmart, con Mi Bodega y Bodegas Express.

“Están expandiéndose hacia ciudades más chicas, donde este tipo de formatos funciona muy bien; son más fáciles de ubicar en lugares donde los espacios no son particularmente grandes”, opinó Carlos Hermosillo, analista de Actinver Casa de Bolsa.

[email protected]