Se cerraron ya las urnas para la recepción de propuestas de interesados en participar por la concesión única del Canal Uno y en el que la Autoridad Nacional de Televisión de Colombia (ANTV) recibió solamente la oferta del consorcio Promesa Sociedad Futura que está integrado por tres programadoras colombianas (CM& Televisión, NTC Televisión y RTI) y una estadounidense (HMTV).

El compromiso financiero que tuvo dicho consorcio fue un cupo contratado con Bancolombia por 45,000 millones de pesos colombianos que fue aprobado el 27 de octubre de 2016. Además tienen una póliza de seguros por 10,000 millones de pesos colombianos.

Ni Jorge Barón, ni Luis Carlos Sarmiento, ni los otros oferentes registrados previamente presentaron una propuesta para la concesión del canal.

Cabe recordar que las compañías que se inscribieron fueron Colombiana de Televisión; NTC Televisión; Jorge Barón Televisión; Sportsat; Televideo; Programar; RTI y Compañía de Medios de Información Limitada (CMI).

Actualmente, la concesión del Canal Uno está repartida entre CM&, NTC y Jorge Barón, cada uno con 25% de la programación. A la anterior se suma en la composición del Canal, con otro 25%, que tiene RTVC, del Estado. Ahora, el precio de la concesión, que será revelado el próximo 30 de noviembre, deberá ser igual o superior al que presente la oferta económica del consorcio. En caso contrario, el Gobierno declararía desierta la licitación y podría abrir un nuevo proceso.

De acuerdo con el ministro de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), David Luna, el hecho de no presentar un valor de la concesión es siguiendo las recomendaciones que le dio al país la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y que busca maximizar el precio .

El jefe de la cartera recordó que en el proceso de enajenación de la Empresa de Energía de Bogotá también fue utilizada bajo esta metodología para aumentar el valor.

En ese sentido, Ángela María Mora, directora de la ANTV, explicó que el proceso ahora tendrá una revisión sobre las condiciones y requisitos exigidos en el pliego. Hay solamente un tiempo legal de traslado que se contempla que es el de cinco días hábiles para el traslado de los sobres de seguridad que se presentarán el día de la adjudicación. El resto de los tiempos los fija la ANTV , anotó.

Precisamente, durante el proceso también se escucharon críticas por las exigencias del pliego de la entidad, que pide unos montos de capital mínimos y una garantía financiera, que los dejaría por fuera de la puja por este espacio televisivo.

Al respecto, el ministro Luna señaló que en este proceso se está protegiendo, por encima del bien particular, es el interés general de contar con un operador con las condiciones financieras apropiadas .

La concesión del Canal Uno tuvo un estudio de viabilidad que fue contratado a la Universidad Nacional en abril del 2016 y que se presentó en junio de este año. Ahora, una vez revisados los sobres en el que se constató la información presentada por el oferente, la ANTV dejó la custodia en manos de Prosegur, compañía que se encargará de proteger el contenido de la oferta hasta el día de la licitación y adjudicación.

Los representantes de Programar, que también había mostrado un interés en la puja por el Canal Uno, iba a presentar una constancia de incorfomidad. Dicho manifiesto no fue atendido ni por la ANTV ni por el MinTIC argumentando que se habilitarán otros espacios para resolver las objeciones.