La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estimó que al concluir agosto la industria habrá comercializado alrededor de 126,174 unidades, cifra superior en 14,136 unidades respecto de igual mes del año anterior.

El director general adjunto del organismo, Guillermo Rosales Zárate, señaló incluso que es muy probable que el dato se ubique por arriba de las 130,000 unidades .

Dijo que conforme al modelo de pronóstico de la AMDA, en el entendido que haremos revisión dado el cierre de julio, las expectativas se mantienen positivas .

La estimación del organismo, que representa a los distribuidores de vehículos en el país, señaló que la cifra esperada para el octavo mes del año es superior a las 112,038 unidades que se vendieron en agosto del 2015.

Ello, explicó, en función de que persisten las variables que impulsan la compra de vehículos, como lo son el crédito, el control en la importación de unidades usadas, el lanzamiento de nuevos modelos y la estabilidad de precios en el mercado mexicano.

El crédito automotriz va en ascenso, de tal forma que para el periodo enero-julio, la cartera vencida se colocó en niveles históricamente bajos de 1.5 por ciento.

En los primeros siete meses del año se registraron 474,792 vehículos colocados con financiamiento, lo que representó un incremento de 25.3%con respecto al 2015, equivalente a 95,866 unidades más.

Otro factor que incentiva la venta de vehículos nuevos es la regulación en la entrada de vehículos usados procedentes de Estados Unidos, que de acuerdo con el último reciente reporte a junio del 2016 la cifra fue de 86,768 unidades, equivalente a 12% del total de ventas de automóviles nuevos.