Hoy vence el plazo para que los contribuyentes inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) presenten sus declaraciones bimestrales del 2014, de lo contrario dejarán de tributar en éste, alertó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En caso de omitir su obligación, puntualizó, los contribuyentes serán trasladados en automático al Régimen de Actividad Empresarial. Además, tras haber registrado incumplimiento en las declaraciones, los causantes deberán pagar las multas, actualizaciones y recargos que en su caso correspondan.

El órgano recaudador aseveró que la facilidad de permanecer en el régimen permite a los contribuyentes continuar avanzando en su proceso de formalización con gradualidad en el pago de los impuestos y gozar de los beneficios de la seguridad social.

Entre los beneficios de la formalidad destacan: el acceso a servicios médicos, créditos para adquirir vivienda, pensión para el retiro y apoyos económicos, así como descuentos graduales en el pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Guillermo Valls, administrador general de Servicios al Contribuyente en el SAT, explicó que como parte de sus obligaciones en el RIF cada bimestre los causantes tiene que reportar sus ingresos y gastos.

Datos del SAT indican que al 31 de diciembre (últimas cifras disponibles en su página de Internet) hay 4 millones 306,298 contribuyentes inscritos en el régimen.