Standard & Poor’s (S&P) rebajó este jueves la nota de Petróleos Mexicanos (Pemex) a “BBB” desde “BBB+” que es un escalón abajo, manteniendo el grado medio de inversión en moneda extranjera, y a “BBB+” desde “A-”, reduciendo de grado alto medio a grado medio de inversión para la moneda nacional, y mantuvo la perspectiva Negativa de nota en escala global, tras una acción similar sobre la nota del soberano.

Los precios más bajos del petróleo y el gas natural previstos para los próximos dos años pondrán en peligro la ejecución del plan de negocios de Pemex, afirmó la calificadora en el comunicado donde anunció la acción, y precisó que un menor flujo de efectivo limitará la capacidad de financiamiento de las necesidades plurianuales de inversión de la empresa productora del Estado.

“En este contexto, vemos un espacio limitado para que Pemex mejore sus métricas crediticias muy débiles en el corto plazo. Además, las bajas perspectivas de generación de flujo de efectivo y un periodo prolongado de condiciones financieras adversas podrían ajustar gradualmente la liquidez de la compañía. Por lo tanto, hemos revisado a la baja nuestro perfil de crédito independiente (SACP) en Pemex a “CCC +” desde ‘B-’”, expuso S&P en un comunicado.

Cabe mencionar que la perspectiva Negativa de Pemex refleja la del soberano, como en ocasiones anteriores, y refleja la opinión de los mercados de deuda acerca de la estrecha relación que existe entre las finanzas de la empresa y las del país, misma que se mantendrá sin cambios en los próximos años, según los planes de gobierno de la actual administración y el presupuesto de este año.

La calificadora advirtió que en los próximos meses podría rebajar de nuevo la nota de la petrolera.

[email protected]